20 de septiembre de 2020 20/9/20

Ximo Puig critica el informe interno del Ministerio de Cultura debido a su “extemporalidad”

  • El informe de marzo confunde los límites y la ubicación del Castillo y se basa en noticias aparecidas en prensa

Carlos Jiménez Cuenca, jefe de Área de Intervención en Bienes Culturales del Instituto de Patrimonio Cultural de España, elaboró en marzo un informe contrario a la construcción del túnel del Parador. En él, criticaba no conocer con exactitud el expediente, por lo que elaboró un informe oficial basándose en la incidencia que puede tener para la conservación del monumento, “a tenor de lo leído en la prensa”. En este documento se exponen una serie de razones por las que, según su criterio, no debería realizarse la obra del túnel.

En el asunto del documento, figura lo siguiente: “Castillo de Morella” y expone los dos puntos que se abordarán en el informe, que son el paso subterráneo y la rehabilitación de la muralla. Ante esta situación de falta de información, avisa que “resulta por tanto difícil emitir informe sobre lo solicitado al no conocer el alcance de la operación”, y expone las razones contrarias a esta construcción.

El Ayuntamiento de Morella ha cumplido todos los trámites que se le han exigido para que puedan dar comienzo las obras. Frente a la propuesta del Partido Popular de construir un puente por encima de la muralla para acceder al Convento de Sant Francesc, se decidió crear un túnel para acceder a los pies del Castillo. Este proyecto se licitó hace tres años, por lo que el alcalde de Morella, Ximo Puig, califica el informe de “extemporáneo”. Actualmente, la obra tiene todos los permisos y, este mes de agosto se firmó el Acta de replanteo, iniciándose las obras arqueológicas pertinentes, que hay que efectuar obligatoriamente. Además, mañana está prevista la llegada de empresarios que optan a adjudicarse la obra del futuro Parador de Turismo, con el fin de saber de primera mano todos los detalles de la construcción.

Respecto al impacto visual del que se habla en el informe, cabe decir que se visualizará una entrada de un túnel, que después permanecerá oculto. De esta forma, la visualización de la muralla prácticamente no variará, por lo que no se produce un impacto visual. Esta obra, según su arquitecto, Carlos Rubio, “es fundamental” para garantizar el paso de vehículos, tanto cuando se inicien las obras, como cuando están finalizadas. Además, el paso por debajo de la muralla se producirá a seis metros de profundidad, por lo que la muralla no quedará “colgada”, como se dice en el informe. Los técnicos, también, tienen previsto un sistema de micro pilotaje horizontal de 20 metros de largo entre el propio túnel y la pared de la muralla, cuya función será dotar de un elemento más de contención a la muralla. Hay que recordar, que la primera obra que se acometió antes de iniciar ninguna otra, fue el reforzamiento de la muralla, que se licitó por 300.000 euros. Estas obras consistieron en resolver los deterioros producidos por las filtraciones de aguas pluviales, así como la restauración del muro. De esta forma, se ha cumplido el primer punto de la “Carta de Baños de la Encina para la Conservación de la Arquitectura Defensiva de España”, que consiste en

El adecuado y riguroso conocimiento de este Patrimonio ha de ser la base imprescindible antes de cualquier intervención. Para tal fin, se utilizará la metodología científica adecuada, así como el conjunto de instrumentos pertinentes para cada caso. Toda propuesta de actuación estará supeditada a las estrategias derivadas de dicho conocimiento.

Por este motivo y por otros, como las visitas diarias y extraordinarias a este Patrimonio Defensivo o la elaboración de los distintos informes imprescindibles para la construcción del Parador, el Ayuntamiento lejos de no atender “a los criterios establecidos” como se dice en el informe, cumple cada uno de sus puntos.

En efecto, el Plan Director del Castillo de Morella no contempla las obras del Parador. Esto se debe a que el complejo hostelero ocupará el Convent de Sant Francesc y sus patios, lugares situados a la falda del Castillo, pero que no forman parte de lo que es el Castillo propiamente dicho. De este modo, cuando se elabora el Plan Director se tienen en cuenta todos los elementos que se encuentran en el interior del Castillo. Por eso, ni el Parador de Turismo ni la Muralla están en este Plan.

Ximo Puig, alega que existe “un cierto desconocimiento” en la elaboración de este informe. El Parador es un proyecto fundamental para la comarca de Els Ports y su proyecto se realizó teniendo en cuenta todos los restos arqueológicos que se encuentran en la zona de construcción. Las actuaciones arqueológicas que se ponen en duda en el informe, corresponden al paso subterráneo, y que ahora se están llevando a cabo. El alcalde, también advierte que “no consentiremos que nadie ponga en entredicho un proyecto que va a suponer más de 200 puestos de trabajo”.

 

Subir