8 de marzo de 2021 8/3/21

El proyecto Serranía Celtibérica se presenta en Morella

El proyecto Serranía Celtibérica se presenta en Morella - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El proyecto Serranía Celtibérica se presenta en Morella - (foto 2)

    El proyecto Serranía Celtibérica se presentó anoche en sociedad en el ayuntamiento de Morella. Esta iniciativa pretende sumar esfuerzos para combatir la despoblación que afecta a las localidades y, por ende, al territorio periférico de cinco Comunidades Autónomas (Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla la Mancha, Castilla y León y La Rioja). Así, el investigador e impulsor del proyecto, Francisco Burillo, explicó ayer todos los objetivos de este proyecto.

    El alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés, mantuvo una reunión previa a la presentación con los impulsores del proyecto. Así, señalaba que “nuestra localidad ha de ser parte activa de este proyecto, para unir esfuerzos e intentar luchar contra el principal problema de este territorio: la despoblación”. Además, indicaba que “no se puede estar de espaldas a la realidad de este territorio. El Gobierno central ha de impulsar la Inversión Territorial Integrada Serranía Celtibérica para crear empleo y para que nuestros jóvenes formados puedan volver a trabajar aquí. Y la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana deberían sumarse a este proyecto para colaborar con otras comunidades, e intentar combatir el enorme desequilibrio costa-interior de la Comunitat”. Ripollés también añadía que “este territorio de interior tiene una gran falta de servicios o infraestructuras y este proyecto puede ser una buena herramienta para conseguir fondos europeos e inversiones y también para aprovechar experiencias de otros municipios”.

    El proyecto Serranía Celtibérica cuenta con la participación activa de universidades y a través de él se exigen ayudas tanto a los gobiernos autonómicos y estatales como a la Unión Europea. Precisamente, las características de esta zona deberían ser atendidas con un trato especial por la UE, ya que padece una gran despoblación y además, es territorio de montaña y remoto. Para entender mejor algunas de estas problemáticas, hay que indicar que la Serranía Celtibérica tiene una extensión de 63.098 kilómetros cuadros, el doble que Bélgica por ejemplo, y un censo de 500.000 personas, lo que supone, escasamente, una densidad de población de 7,72 habitantes por kilómetro cuadrado. Esta zona montañosa discurre por las provincias de Castellón, Valencia, Teruel, Zaragoza, La Rioja, Cuenca, Guadalajara, Soria, Segovia y Burgos. Así, comparte con la Zona Ártica de los Países Escandinavos la mayor despoblación de Europa. Pero la situación aquí es más grave, ya que la Serranía Celtibérica es un territorio desestructurado, sin cohesión interna, con un patrimonio degradado, con la mayor tasa de envejecimiento de la UE y con los índices de natalidad más bajos. En esta zona sólo encontramos cuatro municipios con más de 20.000 habitantes y, sin embargo, más del 50% de localidades con menos de 100 habitantes de España están aquí.

    Hay que recordar que Morella se adhirió a este proyecto el pasado 22 de enero, siendo uno de los primeros municipios en hacerlo. En este tiempo, el alcalde de la localidad también ha participado en una de las reuniones de este colectivo, que tuvo lugar en Cantavieja (Teruel).

    Subir