29 de febrero de 2020 29/2/20

La primera fase de las obras de la Calle Blasco de Alagón finaliza esta semana

La primera fase de las obras de la Calle Blasco de Alagón finaliza esta semana - (foto 1)
  • La reparación de las canalizaciones y conducciones eléctricas y el cambio de pavimento en la zona peatonal han sido las actuaciones realizadas

El Ayuntamiento de Morella recibió una subvención para mejorar la peatonalización en zonas de comercios, de la Consellería de Comercio, por la cual está llevando a cabo la obra. Estas obras comenzaron en noviembre y se prevé que finalicen en el mes de marzo. Mediante éstas, se han reparado las canalizaciones y conducciones eléctricas y se ha cambiado el pavimento de la zona del interior de los porches. El concejal de urbanismo de Morella, Rhamsés Ripollés, destaca que con este nuevo pavimento “se ha conseguido una sensación de mayor amplitud y luminosidad”.

Precisamente, el cambio del pavimento del interior de los porches, es el cambio que más llama la atención. Según el edil, “los responsables técnicos del proyecto y los de Consellería de Cultura demandaron piedra similar a la que podemos encontrar en nuestro territorio. Además, hemos buscado una textura rugosa, para que no resbale y se le ha aplicado un tratamiento para que no se manche”. Cabe recordar que la Calle Blasco de Alagón es la principal calle comercial de Morella, es decir, la calle aporchada más característica de la localidad. Las actuaciones de esta primera fase se han centrado en el tramo final de la Calle, desde el Hotel Cardenal Ram, hasta el final de los porches. A partir del día 11 de enero, comenzará la segunda fase, que consistirá en acondicionar el pavimento del interior de los porches del resto de la calle. Antes de los días en los que se celebrará San Antonio, ya se habrá hormigonado toda la zona de la obra. Cuando finalice esta festividad, se pavimentará. La última fase de la obra, será modificar el adoquinado del tramo en el que se finalizan las obras durante estos días. La distribución de las obras en estas tres fases, “ha supuesto que se ocasionen muy pocos inconvenientes de tráfico, teniendo que cortar la calle sólo dos días”, ha explicado el concejal. Cuando se finalicen las obras, éstas supondrán “una mejora en servicios, peatonalización y visiblidad para todos los comercios de esta caracterísitca calle de Morella”, ha añadido Ripollés. El coste total de estas actuaciones es de unos 260.000 euros, los cuales se financiarán con fondos municipales y parte de la subvención.

Recordar que los plazos de ejecución de esta obra obligaron a aplazar el acondicionamiento de la Calle San Julián. Una vez que finalicen la obra que se está ejecutando, comenzarán las obras de la calle paralela. Dentro del Plan Municipal de mejora urbana estas dos actuaciones van a suponer unas inversiones de más de 550.000 euros.

Subir