24 de noviembre de 2020 24/11/20

Morella y Sant Mateu trabajan para poner en valor su pasado cátaro

Morella y Sant Mateu trabajan para poner en valor su pasado cátaro  - (foto 1)

    Morella y Sant Mateu continúan trabajando para poner en valor su pasado cátaro. Esta semana han mantenido una reunión con técnicos para trasladar la importancia de impulsar un proyecto cultural y turístico interterritorial e internacional, junto a lugares que tuvieron gran importancia para los cátaros, y que puede ser liderado por la Comunitat Valenciana. Hay que recordar que estas localidades ya viajaron a Francia el pasado año, para establecer colaboración con el Consell de l’Aude, impulsor del País de los Cátaros. La potencialidad de este proyecto para Morella y Sant Mateu se debe a que los últimos perfectos se afincaron en estas dos localidades castellonenses e instauraron la última comunidad cátara a principios del siglo XIV.

    El concejal de turismo, Jorge García, señala que “crear un proyecto interterritorial junto a ciudades que también tuvieron una gran importancia para los cátaros puede ser un producto cultural y turístico muy atractivo”. Además, añade que “los últimos cátaros residieron en nuestras localidades y los hechos que sucedieron están documentados y publicados en diversos libros y es una oportunidad poder potenciar el turismo basado en la cultura y la historia, ofreciendo a los visitantes más alternativas y opciones para visitarnos”. Por su parte, la alcaldesa de Sant Mateu, Ana Besalduch, destaca “la voluntad de colaborar entre los dos municipios para poner en valor y potenciar turísticamente este episodio importante, en el que Morella y Sant Mateu tuvieron una gran importancia”.

    Morella y Sant Mateu también están trabajando en poder acoger unas jornadas técnicas con representantes de los diversos territorios a principios de 2016. Se trata de unir esfuerzos para poner en funcionamiento un proyecto amplio y atractivo desde el punto de vista turístico y cultural, recuperando y poniendo en valor el tema de los cátaros, donde la Comunitat Valenciana puede ser un referente, ya que Morella y Sant Mateu, así como otras poblaciones, fueron lugares destacados de personajes y comunidades cátaras importantes.

    Cabe señalar que Guillem Belibasta, último cátaro, se afincó en Morella a principios del siglo XIV para huir de la Inquisición, que se encontraba en la zona de Carcassone. En la localidad de Els Ports vivió en la clandestinidad y fundó una comunidad cátara en Sant Mateu. Fue el último perfecto que  murió en la hoguera, en 1322 en Villerouge-Termenès.

    El Cátaro Imperfecto

    El tema de los cátaros ha cristalizado en numerosos libros y obras de referencia. Una de las más populares fue la que escribió en 2013 el periodista Víctor Amela, que documentó estos hechos y los transformó en la novela “El Cátaro Imperfecto”. En ella, se narra la huida de Belibasta de Francia, acusado de matar a un pastor, y de cómo se afincó en Morella con Raimunda Martí, que se hacía pasar por su  mujer. Amela muestra todo el recorrido de este último perfecto –así se autodenominaban los cátaros-, enumerando las localidades que atravesó hasta llegar a Morella y las que volvió a cruzar engañado hasta ser detenido en Francia. El periodista extrajo la información de los archivos de la Inquisición, atraído por dos objetos que encontró en una casa de Forcall: una piedra esculpida con dos palomas besándose y un puñal con una inscripción en catalán antiguo.

    Subir