elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Ayuntamiento de Morella activa el dispositivo contra las nevadas por la situación de preemergencia

El Ayuntamiento de Morella activa el dispositivo contra las nevadas por la situación de preemergencia - (foto 1)
  • El alcalde de Morella, el concejal de obras, el edil de servicios y el Jefe de la Policía Local y del Cuerpo de Bomberos Voluntarios se han reunido para preparar el dispositivo de lucha contra las nevadas que se prevén desde esta noche

El Ayuntamiento de Morella ha activado el dispositivo contra las nevadas por la situación de preemergencia, debido al riesgo extremo de precipitación decretado por la Agencia Estatal de Meteorología. El primer edil de la localidad, Rhamsés Ripollés, el concejal de obras, Rafa Pallarés, el de servicios, Amadeu Bordás, y el Jefe de la Policía Local y del Cuerpo Voluntario de Bomberos, José Luis Grau, han mantenido una reunión hoy de coordinación para actuar en los próximos días.

El consistorio morellano ha repartido sacos de sal por las distintas calles del municipio, para que los propios vecinos y la Brigada Municipal puedan deshacer el hielo y la nieve. Además, se ha preparado un vehículo 4x4 con un salero adaptado, otro con una cuña para apartar la nieve, dos más para transportar material y un pequeño vehículo 4x4. Además, desde mañana se destinarán más de treinta operarios a la lucha contra la nieve, si se cumplen las previsiones anunciadas.

El concejal de servicios, Amadeu Bordás, afirma que “Morella tiene experiencia en este tipo de circunstancias y está preparada para luchar contra la nieve y, si se cumplen las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, multiplicaremos los esfuerzos para combatirla”. Por ello, también pide a los vecinos “precaución a la hora de realizar desplazamientos con los vehículos, porque si se produce una nevada histórica, hay que evitar el máximo de riesgos posibles”.

Cabe recordar que la nevada más importante que ha registrado Morella en los últimos años se produjo entre el 6 y 7 de enero de 2010. En aquella ocasión, el consistorio tuvo que luchar contra los adversos fenómenos meteorológicos, ya que a una nevada de 35 litros por metro cuadrado, se unieron fuertes vientos y temperaturas bajas que dificultaron el restablecimiento de la normalidad.

Subir