28 de noviembre de 2020 28/11/20

El alcalde entrega las Cruces de Santa Llúcia a Asetmyco, los Observadores Metereológicos, Jorge Membrado y Jesús Palos

El alcalde entrega las Cruces de Santa Llúcia a Asetmyco, los Observadores Metereológicos, Jorge Membrado y Jesús Palos - (foto 1)
  • El primer edil destaca el papel que tiene Morella dentro de la Comunidad Valenciana y sus opciones futuras, en el día de Sant Julià, patrón de la ciudad

MÁS FOTOS
El alcalde entrega las Cruces de Santa Llúcia a Asetmyco, los Observadores Metereológicos, Jorge Membrado y Jesús Palos - (foto 2)

El alcalde de Morella, Ximo Puig, ha hecho entrega del máximo distintivo que otorga el Ayuntamiento, las Cruces de Santa Llúcia. Los premios reconocen la labor que ciertas entidades y/o personas han hecho por la ciudad. Los galardonados en este inicio de 2011, han sido la Asociación de Empresarios Turísticos de Morella y Comarca (Asetmyco), los Observadores Metereológicos, el espeleólogo Jorge Membrado y el compositor Jesús Palos, a título póstumo. Antes del acto, se ha celebrado la procesión del día de Sant Julià, patrón de la ciudad.

En su discurso, Puig destacaba que “han pasado casi ocho siglos desde que empezó la constitución de la Comunidad Valenciana por Morella. Hoy, no somos un bastión defensivo, ni la segunda población del antiguo reino, pero la Comunidad Valenciana no puede olvidar que Morella es un símbolo vivo”.

El alcalde también afirmaba que “es la hora de poner todos recursos naturales y patrimoniales al servicio de las personas y de su capacidad de generar prosperidad. La ganadería, la industria agroalimentaria, los servicios y el turismo son las principales actividades que hacen posible la Morella de hoy y que garantizarán la Morella de mañana”.

En su reconocimiento a los premiados, Puig considera que “Asetmyco ha estado desde hace 20 años la asociación que ha galvanizado la unión de las empresas turística para promover la imagen de la ciudad”. Además, añadía que “tenemos casi un millón de visitantes al año y esto lo hemos conseguido porque comerciantes, hoteleros o restauradores han creído en las posibilidades de la ciudad, han invertido y se han esforzado”. El alcalde no sólo ha enumerado algunas de las actividades de promoción, a los presidentes de la asociación o algunos de los distintivos conseguidos, sino que ha mirado hacia el futuro. “El Parador de Turismo que, a pesar de todas las dificultades ya ha comenzado, nos situará en una nueva frontera de internacionalidad y de calidad, pero la fuerza está y estará en aquello que los morellanos seamos capaces de impulsar”.

El primer edil morellano continuaba con la distinción a los observadores metereológicos. Así, subrayaba que “Morella está en el mapa desde los más diversos ángulos. Sin duda, la ciudad está presente en los programas dedicados al tiempo gracias a la dedicación de José Agustín y Juan Amela, que desde hace casi 40 años han recogido los datos y han impulsado el observatorio metereológico”.

Puig aseveraba que “el esfuerzo es una condición sine qua non para el progreso. Jorge Membrado, subiendo a las cimas más altas o bajando a las mayores profundidades, nos relata la aventura por descubrir las más inimaginables sensaciones que nos da el contacto del hombre con la naturaleza”.

La última Cruz entregada, ha sido al compositor, profesor y director de música, Jesús Palos, que falleció en 2010. Puig señalaba que “cuando suena la banda, la ciudad respira un aire de fiesta, cuando se escuchan los villancicos, todo es Navidad entre nosotros. Cuando suena la banda, cuando cantamos villancicos, siempre está presente en la memoria Jesús Palos”.

Por último, Ximo Puig ha concluido con un mensaje sobre de esperanza y animando al esfuerzo colectivo. “La dificultad es una excusa que la historia nunca acepta. Unidad, constancia, coraje y humanidad, son buenos valores, buenos ejemplos, buenos testimonios, para una Morella socialmente avanzada, económicamente próspera y siempre cohesionada”.

Subir