28 de mayo de 2020 28/5/20

Albums históricos de cromos y otras iniciativas inéditas para financiar hace 75 años el Seminario Mayor, en una exposición por su aniversario

Albums históricos de cromos y otras iniciativas inéditas para financiar hace 75 años el Seminario Mayor, en una exposición por su aniversario - (foto 1)
  • Jornada de puertas abiertas este domingo por la tarde para visitarla

MÁS FOTOS
Albums históricos de cromos y otras iniciativas inéditas para financiar hace 75 años el Seminario Mayor, en una exposición por su aniversario - (foto 2)
Albums históricos de cromos y otras iniciativas inéditas para financiar hace 75 años el Seminario Mayor, en una exposición por su aniversario - (foto 3)

El Seminario Mayor “la Inmaculada” acogerá este domingo por la tarde en sus instalaciones de Moncada una jornada de puertas abiertas para visitar una exposición con motivo del 75 aniversario de la colocación de su primera piedra y que reúne numerosos objetos históricos y material inédito.

La exposición, titulada “El nuevo Seminario: obra de toda una diócesis”, muestra la construcción de su edificio, desde su primera piedra en el año 1944, y las campañas de financiación que se pusieron en marcha entre los fieles para sufragar los gastos, pues el Seminario Mayor “fue un gran proyecto soñado por toda la diócesis”, según ha indicado su rector, Fernando Ramón.

Entre otros documentos y materiales, se exhibe “un álbum de cromos completo que la Delegación Diocesana Pro-Seminario de la Iglesia elaboró para financiar la construcción del Seminario y que los niños de Valencia por aquel entonces coleccionaban”, ha precisado. Los cromos contienen “escenas de la vida del Seminario, aspectos de la familia y de la vocación”.

Entre el material que se expondrá destacan “los planos de construcción del edificio, donde se señalaba el emplazamiento de huertos y granjas”, así como maquetas de la época o carteles promocionales para la recaudación de fondos “pro-seminario”. Igualmente, se expone “material referente a la vida del Seminario en los primeros años, como actividades culturales que se realizaron en el nuevo edificio”.

Destaca asimismo la exhibición de la película “Seminario”, un film que se grabó en la última etapa de construcción del nuevo seminario de Valencia, en 1959, y que tuvo “una gran difusión en los años 60”. La película muestra fragmentos de la vida cotidiana en el Seminario, y en ella se pueden ver partes del nuevo edificio y zonas aún por terminar. En esta última fase entre 1959 y 1966, se construyó el tercer y último pabellón del Seminario, el rectoral, el salón de actos, la biblioteca y la capilla anexa al pabellón de humanistas.

La construcción del Seminario Mayor “fue sufragada con los esfuerzos económicos de muchas personas”, según recuerda la exposición, que ha sido organizada por la Comisión de Cultura del Seminario gracias a Juan Manuel Martínez Galera, seminarista y licenciado en Historia del Arte.

Fue inaugurada el pasado 29 de noviembre y ha permanecido abierta para los seminaristas y los sacerdotes durante los días de la Novena a la Inmaculada. Este domingo, tras la jornada de puertas abiertas, se procederá a la clausura de la exposición.

Los álbumes, junto con documentos del Archivo Diocesano, objetos procedentes del Seminario y material gráfico inédito de la época, están expuestos en esta muestra que podrá visitarse el domingo “de 18 a 19:30 horas, siempre que se avise previamente para concertar la visita”.

El nuevo Seminario, obra de toda una diócesis

La colocación de la primera piedra del nuevo seminario diocesano de Valencia tuvo lugar el 15 de mayo de 1944, de manos del entonces arzobispo de Valencia, monseñor Prudencio Melo, que inició una campaña para conseguir financiación para las obras que se acometieron en distintas fases.

En el acto de colocación de la primera piedra del nuevo Seminario participaron autoridades civiles y militares de Valencia, el Cabildo de la Catedral de Valencia, profesores del Seminario, militantes de Acción Católica y feligreses de Moncada y de Alfara del Patriarca. La firma del acta de la primera piedra se guardó en una caja de zinc junto a la prensa del día y monedas en curso.

Tras el fallecimiento de monseñor Prudencio Melo y con la llegada del nuevo arzobispo, monseñor Marcelino Olaechea en 1946, se intensificaron las campañas de sensibilización al pueblo valenciano para colaborar con el edificio del Seminario.

Entre las acciones llevadas a cabo destacan “cartas pastorales, colectas extraordinarias, la elaboración de la hoja quincenal “nuestra obra, el nuevo Seminario”, así como la campaña “de adopción de celdas” por parte de entidades y particulares para sufragar el precio de la habitación de un seminarista. Entre 1953 y 1958 se construyó la iglesia del Seminario, con una gran campaña para recaudar fondos para “el monumento a la Inmaculada”.

Ahora, “gracias a los documentos del Archivo Diocesano, el material gráfico de la época y objetos procedentes del seminario, se ha podido realizar esta exposición con motivo de la novena a nuestra patrona la Inmaculada”.

Subir