27 de noviembre de 2020 27/11/20

Mislata censa a 2.316 perros durante la campaña de extracciones gratuitas de ADN

Mislata censa a 2.316 perros durante la campaña de extracciones gratuitas de ADN - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Mislata censa a 2.316 perros durante la campaña de extracciones gratuitas de ADN - (foto 2)

    Yacki es un bichón maltés de cuatro años que forma parte del censo de ADN canino de Mislata. Su dueño se acogió a la campaña de extracciones gratuitas impulsada por el Ayuntamiento. Recogió su ticket, pidió cita en su veterinario y una sencilla muestra de sangre fue suficiente para extraer el genotipo del animal e incorporarlo al censo municipal de ADN.

    Como el dueño de Yacki, otros 2.316 vecinos de Mislata también recogieron su ticket y la gran mayoría, un total de 2.166, ya están genotipados y censados, mientras que el resto lo harán en los próximos días. Finalizada esta primera fase y tras la avalancha de solicitudes recibidas antes de final de 2016, la concejala de Sanidad, Mayka Tarín, agradece "el esfuerzo que han hecho las clínicas veterinarias en estas últimas semanas para censar a tantos perros y la implicación de la ciudadanía, porque de ellos depende en buena medida el éxito de este proyecto".

    El ADN canino es el proyecto con el que el Ayuntamiento de Mislata está decidido a acabar con el problema de las heces en la vía pública. A pesar de la complejidad del proceso, que implicó una modificación de las ordenanzas municipales, y de la dificultad que supone lanzar un proyecto pionero, el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, se muestra convencido de su efectividad: "Somos conscientes de que ser los primeros en analizar el ADN implica ciertos riesgos, pero estamos convencidos de que saldrá bien". Además, Bielsa recuerda que las heces en la calle son "una cuestión de civismo que preocupa y mucho a los ciudadanos y ante el que no podíamos quedarnos de brazos cruzados".

    A partir de ahora el proyecto entra en una segunda y definitiva fase. El gobierno municipal preparara una última campaña de concienciación ciudadana dirigida principalmente a aquellos propietarios de mascotas que aún no las han censado, para quienes la ordenanza prevé sanciones de 300€ y un plazo máximo de un mes para hacerlo de forma obligatoria.

    Y a partir del 15 de febrero empezarán los análisis de ADN y las multas a los dueños que no recojan las deposiciones de sus mascotas. Desde ese mismo día, los agentes de la Policía Local saldrán a la calle para realizar identificaciones aleatorias y comprobar que los perros estén correctamente censados y genotipados. Podrán hacerlo en el mismo momento, ya que irán equipados con unas tablets en las que está incorporada toda la información del censo canino.

    Este censo, además, permitirá asociar los excrementos hallados en la vía pública con el dueño del perro responsable de dicha deposición. Así, cuando el personal de Nemasa -empresa pública encargada de la limpieza viaria- detecte un excremento en la calle, recogerá una muestra, la enviará al laboratorio y sus resultados se confrontarán con el banco genético para determinar con exactitud el nombre del perro y el de su dueño. En cada actuación, la Policía Local también garantizará la cadena de custodia, desde la recogida hasta su llegada al laboratorio.

    Subir