28 de febrero de 2021 28/2/21

Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos”

Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos” - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos” - (foto 2)
    Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos” - (foto 3)
    Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos” - (foto 4)
    Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos” - (foto 5)
    Carlos Fernández Bielsa: “Hay partidos que dicen ser nuevos y modernos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos” - (foto 6)

    Economista. No ha cumplido los 40. Inicia su segunda legislatura como alcalde de Mislata con una mayoría que quita el sentido: 14 de los 21 concejales de la corporación son socialistas. Promete una congelación de los impuestos. Exige a Ribó restablecer el servicio de la EMT. Al Consell, nuevos juzgados, un comedor para el Ausiàs March y una residencia de ancianos. Defiende con vehemencia a su compañero y amigo, Sagredo, alcalde de Paterna, en el proyecto Puerto Mediterráneo. Y señala a “los partidos que se dicen nuevos y modernos pero que aplican fórmulas arcaicas”. Vaticina un gobierno presidido por Pedro Sánchez con una aritmética que sea capaz de apartar al PP. Anima al Consell a seguir prestando sanidad a los ‘sin papeles’ y presume de su bandera, la Senyera, y sus idiomas, castellano y valenciano. Y advierte: seguirá yendo adonde le inviten, procesiones incluidas. Para eso se define como “alcalde de todos”.

    ¿Cómo se consigue una arrolladora mayoría en plena crisis de los partidos tradicionales?

    Trabajando mucho, siendo muy cercano y cambiando las prioridades de un gobierno municipal. Es muy importante que los ciudadanos vean que sí se pueden cambiar las cosas. En 2011 votaron el cambio y han visto que sí es posible. Lo hicimos durante cuatro años y ahora recae sobre nosotros una enorme responsabilidad, porque nos han dado el apoyo más importante en la historia de nuestra ciudad. Lo estamos devolviendo con esfuerzo y nuevas ideas para que Mislata viva mejor.

    ¿Le supo a poco que el PSPV no le premiara con algún cargo?

    Uno está donde tiene que estar. Mi prioridad es Mislata y mi única ambición es que mis vecinos vivan mejor.

    En su despacho hay sitio para las tres banderas (autonómica, nacional y europea) que en algunas instituciones no aparecen porque están en la lavandería…

    Utilizar las banderas, los símbolos, las tradiciones.. para hacer daño es absurdo. Mi bandera es la Senyera; mis idiomas, el Castellano y el Valenciano y mis señas de identidad son las que defendemos todos y quien las pierda, pierde su esencia. Por tanto, hay que defenderlas permanentemente. No entiendo a los que hacen ese tipo de alusiones porque la gente no está por estas cosas arcaicas. Por eso insisto en que se miren porque realmente son más viejos que los que ellos dicen que somos viejos. La gente está en tener futuro y en que las instituciones dejen de llevar banderas a la lavandería y espera que haya futuro y prosperidad. Lo otro es accesorio y enfrenta y en esto, yo, desde luego, no estoy.

    En la encuesta que realizan anualmente, se testó que las heces de las mascotas en la vía pública son una de las mayores preocupaciones vecinales. ¿Cómo solucionarlo?

    Mislata es una ciudad de las más densamente pobladas de Europa y esto aumenta la dificultad. Primero debemos concienciar de que Mislata es de todos y habilitar espacios donde las mascotas puedan hacer sus necesidades. Pero, además, implantaremos en el primer trimestre de 2016 un sistema que permita identificar a los propietarios mediante el ADN de las mascotas, lo que reducirá en un 80% los excrementos en la calle. Es un incivismo que hemos de resolver por obligación aunque es un tema muy complejo que depende de la educación.

    Aparcar en Mislata es otro problema de primer orden

    En los últimos años hemos habilitado la totalidad de los solares públicos, con más de 400 plazas gratuitas, y hemos abierto los aparcamientos públicos con más de 1.500 plazas de alquiler, un proyecto por el que el anterior gobierno pagó de más a Lubasa y así lo ha confirmado la Justicia, obligando a esta empresa a devolver 6 millones de euros al ayuntamiento.

    Mislata está conectada con Valencia por Metro. ¿El servicio necesita mejorar?

    En su momento supuso un avance importantísimo porque nos conecta con muchos pueblos del área metropolitana y con la capital. Pero deberíamos recuperar el servicio de la EMT, que suprimió el gobierno del PP de Valencia. Confiamos ahora en que Ribó tenga un gesto con nuestra ciudad y se reimplanten los autobuses urbanos.

    ¿En qué estadio se encuentra la negociación?

    Tuvimos una reunión con palabras muy bonitas, convencidos de que hemos de cambiar la forma de hacer política del PP pero todo se quedó en palabras. Ahora necesitamos gestos y hechos.

    ¿Esperaba que Ribó fuera alcalde de Valencia?

    Es sorprendente y una situación complicada para el PSPV y el partido habrá de tomar las medidas que crea necesarias para incrementar nuestro peso en la ciudad de Valencia. No puede ser que en Valencia el porcentaje de voto socialista sea del 14% y una calle más allá, en Mislata, sea del 58%.

    ¿Debe asistir un alcalde a una procesión?

    Creo absolutamente en la Libertad, que es lo más importante que existe. Por tanto, un alcalde representa a todos: a los que creen y a los que no creen, a los que hablan valenciano y a los que no, a los que son de un partido y a los que son de todos y dentro de nuestra responsabilidad como representantes públicos, hemos de estar donde se nos invita. Estamos en una sociedad laica y ninguna institución, más allá del ayuntamiento, nos dirá lo que tenemos que hacer. Es curioso que partidos modernos y nuevos pero con las viejas formas, no mantengan la coherencia en su comportamiento en todos los lugares. Yo voy a los sitios donde me invitan.

    Se acerca la aprobación presupuestaria, ¿qué impuestos se pagarán en 2016?

    Heredamos una situación muy complicada que nos dejó el PP con una deuda de 40 millones y 4 millones de euros de remanente negativo en Tesorería. La legislatura la terminamos con 15 millones menos de endeudamiento y un remanente positivo de 2 millones. Hemos superado los años de derroche y despilfarro y ahora actuamos como cualquier familia: nunca gastamos más de lo que ingresamos y eso permite que no aumentemos los impuestos y si podemos, los bajaremos.

    ¿Es Bronchud buen líder de la oposición?

    Los que deciden son los votantes y en las pasadas elecciones, las primeras a las que concurría Bronchud, el PP obtuvo los peores resultados de toda su historia.

    ¿Debe prestarse sanidad gratuita a los inmigrantes sin papeles a pesar de la oposición del Constitucional?

    Animo al Consell a que siga prestando el servicio porque los socialistas somos progresistas y creemos en una Sanidad para todos y no sólo para los que la puedan pagar. Es una mala decisión por parte del Constitucional y buena del Consell. Mi apoyo absoluto a que sigan adelante.

    ¿Cómo valora a Ximo Puig?

    Muy bien. Ahora priman las personas con una Educación pública y de calidad ampliada desde los 2 años, con esfuerzos para que los colegios tengan comedores que garanticen la conciliación familiar, un gobierno que cree en el comercio… Puig lidera un Consell que va por muy buen camino.

    ¿Positivo también para su pueblo?

    Con el anterior Consell, la relación era inexistente y con éste, muy fluida. Quedan muchos proyectos, como la conversión del Hospital Militar en un centro de referencia para el área metropolitana, tal y como se comprometió el president de la Generalitat. Tenemos unas instalaciones sociodeportivas con las obras reiniciadas tres veces y paradas ahora mismo, dentro del Plan Confianza.

    Estamos pendientes de las obras que garanticen el comedor de los 125 niños del colegio Ausiàs March. Queremos incrementar las plazas de la Escuela Oficial de Idiomas, desplazar la Ronda Norte para que pase por encima de nuestro término y no volvamos a partirlo en dos y luchar por unos juzgados en condiciones. Y, por supuesto, uno de nuestros objetivos prioritarios es contar de una vez por todas con una residencia para la tercera edad como así votaron nuestros ciudadanos en una consulta popular en marzo.

    Hablando de consultas populares, ¿cómo valora la oposición del Consell a que su compañero Sagredo, alcalde de Paterna, pueda realizar una sobre Puerto Mediterráneo?

    Sagredo, aparte de compañero, es un gran amigo y un gran alcalde con ideas claras para que Paterna tenga futuro. Es curioso cómo un partido de los que se dicen nuevos emplea viejas formas. La libertad se defiende siempre y la libertad para votar en consultas populares es un derecho fundamental. No puedo comprender que estos partidos nuevos y modernos defiendan no votar acerca de un proyecto tan importante como Puerto Mediterráneo que creará 8.000 empleos y bienestar para Paterna.

    Un gobierno ha de hacer lo que la ciudadanía quiere. ¿Por qué no se les deja votar, imponiendo criterios? La Generalitat, incluida la Conselleria de Infraestructuras, no puede imponer su criterio. Deberá consensuar con Paterna la viabilidad del proyecto.

    La vicepresidenta Oltra adujo que hay centros comerciales en Paterna que no pitan…

    Un gran error. Primero deberían consultar a los expertos y, fundamentalmente, a los ciudadanos a los que no se puede obviar.

    Me sorprende que partidos nuevos y modernos hagan cosas arcaicas como no dejar participar a la gente.

    Supongo que comparte el agobio de Sagredo con el desempleo

    Dentro de las pocas competencias y de la poca ayuda que recibimos de otras administraciones, este tipo de proyectos tienen que ser una prioridad porque generará Empleo, que es lo más importante en este momento. Es la única solución para que la gente vuelva a tener esperanza.

    En víspera de elecciones generales, ¿cómo ve el panorama, tan cambiante?

    Confío, espero y deseo que se dé la espalda al PP que tanto daño ha hecho durante estos cuatro años. La Política sí sirve para cambiar, desde un gobierno cuya única prioridad sean las personas que más lo necesiten. Mi compañero Pedro Sánchez será el próximo presidente y nos irá mejor en Mislata, en el área metropolitana, en la provincia, en la comunidad…

    Las encuestas muestran una aritmética muy compleja con opciones de gobierno poco claras

    Lo decidirán los ciudadanos el 20 de diciembre. Confío en que den la vuelta a las encuestas y nos sintamos orgullosos de ser un país que apoya a los innovadores, a los trabajadores, a los emprendedores, que defienda la Sanidad y la Educación…

    ¿Le da miedo que la coalición Podemos-Compromís supere al PSPV?

    El único sumatorio posible que se debe dar es que el PP pierda. Trabajaré para que el PSPV gane las elecciones en Mislata y en la Comunitat pero lo importante es sumar para que el PP se vaya.

    ¿Dónde radica el efecto Ciudadanos?

    Es un espejismo de una situación muy complicada donde la gente necesita soluciones y no tiene ni confianza ni esperanza en la Política y se refugian en nuevos partidos que dicen ser modernos y nuevos pero que cuando gobiernan son viejos y antiguos. Los mitos se caen al cabo del tiempo. Hay un descontento generalizado con la clase política y se buscan alternativas. En Mislata no tenemos este problema porque hemos demostrado que lo importante son las personas.

    ¿Tiene marcha atrás la desafección?

    Sí.

    ¿Y es responsabilidad de los políticos?

    En gran medida, sí y en ocasiones también de los ciudadanos que no han exigido lo que deberían: cuando uno meta la mano en la caja, a la cárcel. Durante mucho tiempo, se ha sido permisivo con cuestiones inadmisibles con consellers, secretarios generales del PP… que han dejado los escaños para ir a la cárcel o a los tribunales. Como ciudadano, siento asco. ¿Cómo cambiamos? No votando al PP.

    Subir