25 de noviembre de 2020 25/11/20

El Ministerio dará este año menos de 9 euros por inmigrante, mientras la Generalitat invierte 1.500 euros

  • Blasco: "Nunca en la historia democrática de este país ha existido un Gobierno tan antisocial como el del señor Rodríguez Zapatero"

El Ministerio de Trabajo e Inmigración dará este año menos de 9 euros por inmigrante, mientras la Generalitat invierte 1.500 euros para garantizar la atención sanitaria, educativa y social de cada extranjero, según ha asegurado hoy el conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco.

El Gobierno central ha confirmado esta semana a la Generalitat el recorte del Fondo de Acogida destinado a acciones de integración de la población inmigrante, de forma que la Comunitat Valenciana pasará de percibir 23 millones de euros a tan solo 7.628.240 euros, es decir un 67% menos que en 2009. Esta disminución contrasta, sin embargo, con el incremento del número de inmigrantes y extranjeros residentes en la Comunitat ya que si en 2006 había 668.075, en la actualidad son 889.340, es decir, un incremento del 33%.

El conseller Blasco considera "insuficiente e insultante, a todas luces, los 7,6 millones que destinará el Ministerio a nuestra Comunitat". "Es intolerable una reducción tan radical de las ayudas y están en peligro, por falta de presupuesto, los servicios de acogida y atención autonómicos, municipales e incluso los sueldos de los funcionarios que prestan dichos servicios", ha especificado Blasco. En este sentido, ha detallado que la Generalitat Valenciana financia ya, en la actualidad, 469 de las 672 plazas de acogida para inmigrantes que existen en la Comunitat.

En opinión del titular de Solidaridad, "nunca en la historia democrática de este país ha existido un gobierno tan antisocial como el del señor Rodríguez Zapatero. Por mucho que él y los suyos se autodenominen socialistas, sus decisiones proclaman todo lo contrario porque están dinamitando las políticas sociales estatales, perjudicando así a los ciudadanos más desfavorecidos, como en este caso los inmigrantes".

El conseller Blasco ha asegurado que mientras la población inmigrante sigue aumentando en la Comunitat -solo en el último año en 42.000 personas- el Gobierno central va recortando su aportación al Fondo de Integración, dejando toda la responsabilidad de financiación de los servicios a los gobiernos autonómicos y a los ayuntamientos.

"Con su falsa austeridad este Gobierno escatima lo que le corresponde por derecho a la Comunitat Valenciana, una región en la que residen 889.340 inmigrantes y que ha puesto en marcha un modelo de integración único en España, que nos ha situado a la vanguardia de las políticas sociales en Europa", ha continuado.

Agencias AMICS y actuaciones municipales en riesgo
Rafael Blasco ha afirmado que mientras los recursos de la Generalitat, como la red de Agencias AMICS para la atención a la población inmigrante formada por 82 oficinas, no dejan de crecer, "la aportación estatal se reduce de forma alarmante e injustificada, poniendo en riesgo lo conseguido hasta el momento". Estas oficinas atienden a unos 35.000 inmigrantes al año.

Asimismo, peligran las más de 800 actuaciones que 139 ayuntamientos de toda la Comunitat Valenciana desarrollan en favor de la integración de la población inmigrante y contra el racismo y la exclusión social.

"Los ayuntamientos recibieron 8,9 millones de euros el pasado año para financiar todos estos programas pero la partida de este año será de 3 millones, lo que significa que muchos de estos servicios municipales están abocados a desaparecer por culpa de la desidia y la desfachatez de los socialistas", ha concluido el conseller.

Subir