27 de noviembre de 2020 27/11/20

Más de 1.8 millones de inmigrantes podrían residir en la Comunitat en 2022

  • El conseller Blasco exige un modelo de financiación adaptado a la población real de la Comunitat

  • El 29% de la población valenciana sería de origen extranjero sumando 6.6 millones de personas

  • España necesitaría la entrada de 1,3 millones de inmigrantes más, de aquí a 2025, para reemplazar la población en edad laboral que alcanzará la edad de jubilación

Dentro de 13 años, el colectivo extranjero residente en la Comunitat podría suponer, aproximadamente, el 29% de la población total. Ésta es una de las conclusiones que refleja el Informe Anual de la Fundación CeiMigra sobre “Migraciones y Desarrollo”, presentado hoy por el conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco.

En este sentido, 1.816.387 personas de origen extranjero podrían residir en la Comunitat en el año 2022 representando el 29% del total que ascendería a más de 6.6 millones. De la población llegada de otros países, el 52% será extracomunitaria y el 48% comunitaria.

Se tratará de una población con una estructura estable en el que se nota un ligero aumento de la proporción de menores de 15 años (pasan a representar el 17%) mientras baja la proporción de población con una edad comprendida entre los 25-34 años, aunque ambos grupos aumentan sus efectivos. Por su parte, se observa un crecimiento de los octogenarios que pasa de 81.376 a 188.130, es decir, un 70%, debido principalmente a la evolución de la población procedente de la Unión Europea a 15. Cambiaría también el peso de los inactivos sobre los activos que pasaría a ser de 1 por 2 activos en 2022, pero que ese aumento se hará con una estabilización en ese año a 1 joven por un mayor.

De nuevo, el análisis de la población procedente de la Unión Europea y extracomunitaria es bien diferente e indica la mayor carga que suponen los ciudadanos de la Unión Europea, por su edad más avanzada, que la población extracomunitaria, que todavía tardará bastantes años en alcanzar esos niveles de edad.

El conseller Blasco ha destacado durante su intervención que “las proyecciones de este Informa confirmarían la tendencia actual de un crecimiento demográfico importante en la Comunitat debido, en especial, a las miles de personas que anualmente eligen nuestra región para desarrollar sus proyectos personales. Por esta razón es evidente que la Comunitat requiere de un modelo de financiación adaptado a su población con el fin de garantizar la mejor asistencia educativa, sanitaria y social para toda su población”. Blasco ha agradecido al Observatorio su gran labor incidiendo en la importancia de estos estudios puesto que “demuestran la necesidad de trabajar por la integración dado que marcará la convivencia de las generaciones venideras”.

Necesidad de la Inmigración para frenar el envejecimiento
Dentro del Anuario se lleva a cabo también una proyección  exclusiva de la nacionalidad española de la Comunitat al horizonte 2022 que arroja conclusiones importantes. El envejecimiento sería uno de los principales problemas puesto que la población de más de 65 años aumentaría hasta el 19% y debido al bajo nivel de nacimientos, se perderían 75.000 menores de 15 años.   

Tal y como desarrolla el anuario, a corto plazo (2022) la bajada de los activos no parece peligroso. Sin embargo con un marco temporal más amplio (2032) la incorporación de las personas venidas de fuera será una necesidad imperativa para nuestra sociedad.

Y es en este aspecto donde se observa la necesidad “demográfica” de España. En 2025 habrá en nuestro país un total de 8,4 millones de jubilados, mientras que sólo alcanzarán la edad laboral 7,1 millones de personas. Por lo tanto, España necesitará la entrada de 1,3 millones de personas.

Si comparamos las proyecciones de la población de la Comunitat con la de los españoles que vivimos en ella, se confirma la necesidad de la inmigración tanto en el momento actual como en el futuro. De hecho, todas las proyecciones en la que se ha utilizado la hipótesis de migración 0, han planteado una sociedad decreciente y envejeciéndose. “Esa sociedad es del todo inviable y, por tanto, los españoles necesitamos que vengan inmigrantes, que vengan más y que vengan para quedarse”, apuntan los autores del estudio.

Al contrario, si seguimos las tendencias citadas en primer lugar, la población sigue creciendo y la entrada de extranjeros ralentiza el envejecimiento permitiendo mantener un equilibrio entre activos e inactivos y entre jóvenes y mayores. Y es que la edad y la fecundidad de las mujeres inmigrantes, permite a la Comunitat más nacimientos.

Finalmente Blasco ha concluido manifestando que “el Gobierno autonómico apuesta con determinación y nitidez por la más progresista de las políticas migratorias: la que busca la integración ciudadana. Y cuando hablo de integración, también me refiero, a la plena integración de los ciudadanos valencianos en esa nueva sociedad que ya está en marcha, la que cuenta con los inmigrantes a todos los efectos. En todos los ámbitos”.

Subir