22 de mayo de 2019 22/5/19

Menguzzato anuncia que los socialistas se sumarán y participarán en todas las etapas de la marcha por la discapacidad

  • La secretaria de Políticas Sociales del PSPV-PSOE, Anaïs Menguzzato, ha denunciado que la situación de los centros para personas discapacitadas es “insostenible” y ha exigido al Consell que “elabore un plan de pagos”

La secretaria de Políticas Sociales del PSPV-PSOE, Anaïs Menguzzato, ha anunciado hoy que los socialistas se sumarán “a todas y cada una de las etapas” de la Marcha por la discapacidad y “nuestros portavoces participarán en cada uno de los municipios donde se inicie o acabe las diferentes marchas”. Según ha explicado, “hace ya muchos meses que estos centros para discapacitados y las asociaciones y plataformas que los gestionan, llevan denunciado esta situación”. Una situación que Menguzzato ha calificado de “insostenible”, por ello, los socialistas han anunciado que se unirán a las protestas organizadas.

Una marcha de protesta que han iniciado hoy en Villena los trabajadores de Asprodis, junto a los padres, madres y usuarios de todo el sector de la discapacidad, y que finalizará el próximo día 28 en el Palau de la Generalitat en Valencia. Con esta acción pretenden “despertar la sensibilidad de los políticos y de la sociedad en general porque está en peligro la situación laboral de los trabajadores y de la calidad de vida de los usuarios, así como su dignidad y respeto”.

En este sentido, la responsable socialista ha lamentado que los “reiterados impagos” están haciendo “insostenible el mantenimiento de estos centros y de este servicio público”, por ello, ha exigido a la conselleria que “deje de incumplir sus promesas y elabore un verdadero plan de pago para estos centros”. Además, ha pedido que “se garantice el mantenimiento de estos centros en el futuro, a través de un sistema de financiación pactado con las propias entidades, no como el que ha puesto sobre la mesa el conseller” que, según ha recordado, “es rechazado de plano por todos los centros”. A su juicio, “no se puede consentir que los más vulnerables y que más dificultades tiene sean los que estén pagando esta crisis”.