29 de noviembre de 2020 29/11/20

Medio Ambiente ha realizado 173 controles para evitar la entrada del nematodo del pino en la Comunitat

  • Se trata de pequeños gusanos de origen norteamericano que puede causar la muerte a pinos no americanos

  • Se han realizado en colaboración con el Seprona y han dado como resultado un total de 16 expedientes con irregularidades

  • Se han destruido 180 palets y 60 piezas de madera como medida preventiva

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ha desarrollado durante todo el año pasado un intenso programa para evitar la entrada del nematodo del pino en la Comunitat Valenciana, un pequeño organismo de origen norteamericano que no causa problemas en su hábitat natural, pero que fuera de él se comporta de manera virulenta y puede producir la muerte de los pinos que se vean afectados por él.

Según ha explicado la directora general de Gestión del Medio Natural, Mª Ángeles Centeno “siguiendo las directrices establecidas en el plan nacional de contingencia para evitar la entrada de este organismo hemos llevado a cabo un programa dividido en tres tipos de actuaciones, la prospección de las masas forestales, las de zonas de riesgo (aserradores, industrias de la madera en puntos de inspección de fronteras) y controles del movimiento terrestre del material vegetal procedente de Portugal”.

Respecto a este último punto, la Conselleria de Medio Ambiente ha realizado, en colaboración con el Seprona, un total de 173 controles de carretera para evitar la entrada del nematodo del pino en la Comunitat Valenciana. Se han interceptado 110 camiones procedentes de Portugal y en 21 de ellos se detectaron irregularidades. Resultado de este programa se iniciaron un total de 16 expedientes con irregularidades que han supuesto la destrucción de 180 palets y 60 piezas de madera de estiba.

El siguiente bloque de medidas que se han adoptado es el incremento de las prospecciones en las zonas de riesgo, es decir, aserraderos, industrias de la madera y puntos de inspección de fronteras (PIFs). “Debemos controlar, ha explicado la directora general, las entidades en las que el manejo o trasiego de madera de especies susceptibles forma parte de su actividad, así como las masas de pinar cercanas”.

Hasta esta campaña se venía prospectando una muestra representativa de estas industrias y la totalidad de los Puntos de Inspección de Fronteras, pero en las medidas acordadas se establece la necesidad de prospectarlas todas, al menos una vez al año. Se han remitido cartas a los aserraderos e industrias de primera transformación y embalajes de madera, para informar al sector de la situación creada con las nuevas detecciones de Portugal.

Se han efectuado 160 inspecciones a empresas y en 48 de ellas se localizaron lotes de madera de origen portugués aunque únicamente en tres casos se encontraron irregularidades en la documentación por lo que se procedió a la inmovilización cautelar de la madera. En uno de ellos se obligó a efectuar el tratamiento de 32 metros cúbicos de madera mediante calor, como requisito previo e imprescindible para su transformación en productos elaborados.

En estas inspecciones se han recogido un total de 161 muestras de virutas para su análisis y no se ha detectado en ninguno de ellos la presencia de nematodo”, ha informado la directora general de Gestión del Medio.

La Generalitat Valenciana lleva realizando controles desde el año 2000, fecha en la que se detectó por primera vez en territorio europeo, concretamente en Portugal, para evitar la entrada en nuestro territorio y prospecciones de campo para descartar la presencia del nematodo en la Comunitat, pero en la actualidad se ha incrementado este tipo de controles especialmente en el comercio de mercancías de madera y embalajes, tanto en controles de carretera como en inspecciones a las empresas del sector.

Prospecciones de las masas forestales
Respecto a las prospecciones de las masas forestales de la Comunitat, abarca asimismo tres tipos de actuaciones, la primera de ellas es el muestreo sistemático mediante redes de la totalidad de las especies susceptibles, especialmente pinos. La Conselleria de Medio Ambiente ha realizado la inspección visual de 114 puntos de muestreo en la que no se han detectado síntomas de la enfermedad.

Además, se ha llevado a cabo la inspección visual del entorno de 51 puntos, fuera de las masas forestales, situados en áreas urbanas o agrícolas en los que se han prospectado ejemplares de pinos aislados y en ellos tampoco se han encontrado síntomas de la enfermedad.

Para completar estas prospecciones se ha efectuado una segunda inspección centrada en pinos más debilitados y una tercera que ha abarcado las zonas afectadas por incendios ya que es donde se concentran las mayores poblaciones de los insectos que propagan la enfermedad.

Los análisis –ha explicado la directora general- son realizados por el laboratorio de micología y nematología de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, no habiéndose detectado la presencia del nematodo en ninguna de las 305 muestras procesadas durante el pasado año”.

Campaña informativa
Además, conscientes de que la prevención efectuada por las empresas implicadas es la mejor medida para evitar la introducción de la enfermedad, la Conselleria de Medio Ambiente ha realizado una campaña informativa tanto a través de cartas a los aserraderos e industrias y a las cámaras de comercio de la Comunitat como manteniendo reuniones con los diferentes sectores relacionados.

"Todo este conjunto de actuaciones –ha concluido la directora general de Gestión del Medio Natural, Mª Ángeles Centeno- continúan realizándose en la actualidad y se mantendrán durante este año 2010 con el objetivo de evitar la entrada del nematodo del pino en la Comunitat Valenciana”.

Subir