13 de noviembre de 2019 13/11/19

Medio Ambiente elaborará un plan de gestión de la trucha común

  • Se pretende recuperar las poblaciones de trucha en los ríos valencianos y protegerlos

  • Se crearán reservorios de seguridad para garantizar la supervivencia de la especie

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda elaborará un plan de gestión de la trucha común en la Comunitat Valenciana con el objetivo de conservar los ejemplares de esta especie en nuestros ríos, especialmente las que tienen un origen autóctono. Así, lo ha confirmado la directora general de Gestión del Medio Natural, Mª Ángeles Centeno.

Esta es una de las conclusiones a las que se ha llegado tras realizar un estudio genético de las poblaciones de trucha de los ríos valencianos, concretamente en los ríos Palancia y Villahermosa en Castellón y Ebrón, Vallanca y Turia en la provincia de Valencia.

La Conselleria ha llevado a cabo este estudio -ha explicado Centeno- para conocer de primera mano como se debe actuar para conservar las poblaciones existentes ya que el conocimiento genético de la misma es esencial para aplicar los proyectos de gestión de la especie. Hay que recordar que hace años se reintroducían en los ríos valencianos trucha de origen centroeuropeo”.

No es lo mismo que las truchas tengan una variedad atlántica, que viven mejor en ríos con otras condiciones que de una variedad mediterránea, mucho más adaptables a los ríos tranquilos característicos de nuestro territorio”, ha asegurado la directora general.

De esta manera, podemos planificar nuestros trabajos y futuras repoblaciones en nuestros ríos para lograr que aumenten y mejoren las poblaciones de esta especie ya que se fomentarán los tipos que sean más adaptables a las condiciones de los ecosistemas acuáticos de la Comunitat ”.

Entre estos trabajos que se van a llevar a cabo destaca la elaboración de un plan de gestión de la trucha común en la Comunitat Valenciana, que permita garantizar su supervivencia, recuperar su espacio en los ríos, garantizar un aprovechamiento sostenible y mejorar las poblaciones existentes.

Pero no es la única actuación que se va a desarrollar desde la Conselleria para maximizar la diversidad genética, minimizando los cruces consanguíneos y evitar los riesgos de introducción de una variedad genética que no es la mediterránea”, ha asegurado Mª Ángeles Centeno.

Así, se van a crear unos reservorios de seguridad que garantice la supervivencia de la especie en cualquier tramo habitado, evitando que la especie pudiese llegar a situaciones de riesgo de extinción, pero sin que esto suponga la eliminación como especie pescable en aquellas zonas que con una adecuada gestión se pueda permitir.

Igualmente se establecerán los medios necesarios para obtener las mejores técnicas de reproducción y cría, que den lugar a los protocolos de trabajo de esta especie con el fin de garantizar su supervivencia y colonización de nuevos tramos y se realizarán los estudios de las posibles afecciones patológicas de la especie tanto en el medio natural como en los centros de cría y producción, de forma que se disponga de los conocimientos necesarios para combatir cualquier problema que surgiese y que agravase su situación.

Conclusiones más importantes del estudio
Como resultados más significativos del estudio genético de las poblaciones de trucha común destaca la existencia en bajo grado de residuos genéticos de origen centroeuropeo, así como la ausencia de síntomas genéticos característicos de introgresión reciente coincidiendo con el cese de repoblaciones de trucha común de origen centroeuropeo a principios de los años 90.

Según se muestra en este estudio las poblaciones analizadas mantienen viables la diversidad genética del área geográfica mediterránea y además cabe resaltar dos unidades de conservación operativas para la trucha común, la cuenca alta del Turia y las de Castellón.

ocultar
Medio Ambiente elaborará un plan de gestión de la trucha común
Subir