elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
ENTREVISTA A LA INGENIERA VALENCIANA SARA COSTA

La diseñadora de viedeojuegos Sara Costa destaca el papel de Valencia en la industria del videouego

La diseñadora de viedeojuegos Sara Costa destaca el papel de Valencia en la industria del videouego - (foto 1)
  • La diseñadora natural de Massanassa reivindica la necesidad de normalizar el papel de la mujer en el mundo del videojuego

  • La realidad virtual, aumentada y mixta, está creciendo rápidamente

MÁS FOTOS
La diseñadora de viedeojuegos Sara Costa destaca el papel de Valencia en la industria del videouego - (foto 2)

Elperiòdic.com ha hablado con la joven ingeniera Sara Costa, natural de Massanassa, finalista, junto a su equipo, en los Playstation Talents, unos galardones que reconocer a nivel nacional el trabajo y la innovación en el campo de los videojuegos. esta ingeniera, formada a caballo entre España y Dinamarca, confiesa que la pasión por los videojuegos tiene cierto enraizamiento familiar y se reconoce como una apasionada de su trabajo, tan original como, muchas veces, desconocido. 

Detrás de los videojuegos que pueblan la mayoría de hogares españoles desde hace años, hay horas de trabajo de especialistas como Sara, que dedican cientos de horas a cuidar cada detalle, superarse y ofrecer al jugador una experiencia única con cada nuevo detalle que descubren en la gran cantidad de oferta que hay de este tipo de ocio en el mercado. El papel de la mujer en esta industria o el de la ciudad de Valencia como polo de creación de viedeojuegos son algunas de las cuestiones que este periódico ha tratado con Sara Costa. 

A continuación se reproduce la entrevista íntegra. 


¿Qué son los premios Play Station Talent's?

Grosso modo, Playstation Talents es una plataforma que busca ayudar y promover el desarrollo de videojuegos en el país. Tienen varias formas de hacerlo, una de ellas son los premios a los que nos presentamos con Anyone's Diary. Son unos premios destinados a estudios pequeños que estén desarrollando un juego. Aunque finalmente solo el ganador a Mejor juego del año tiene asegurado publicar con Playstation, para el resto de premiados y finalistas es una forma de promoción y de conocer a más gente de la industria. De hecho, como semifinalistas, nos pusieron stand en Barcelona Games World donde pudimos estar enseñando el juego a muchísima gente. Resumiendo, los premios Playstation Talents son una buenísima oportunidad para aquellos estudios con pocos medios.

¿En qué estás trabajando junto a tu equipo?
En el estudio (World Domination Project nos hacemos llamar) estamos desarrollando Anyone's Diary, un juego de plataformas y puzles en tercera persona para realidad virtual. Yo concretamente son diseñadora y programadora, pero también hago tareas de tech artist y PR. Todos los miembros del equipo fuimos compañeros de clase el año pasado en el Master de Desarrollo Independiente de Videojuegos en la Florida y Anyone's Diary nació como nuestro proyecto final de máster. La universidad nos llevó a Gamelab (Barcelona) el pasado junio donde pudimos enseñar un prototipo del juego a mucha gente de la industria (de hecho es donde conocimos a la gente de Playstation Talents). El feedback recibido fue increíble y debido a ello decidimos tomarnos Anyone's Diary como algo más que un proyecto de clase y acordamos llevarlo hasta el final y publicarlo. A todo el equipo nos encanta lo que estamos haciendo y estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido hasta ahora con el que va a ser para todos nuestro primer juego. Además, contamos con Damián Sánchez de Sonotrigger encargándose de la música y sonido. ¡Es un placer que un profesional de su nivel esté tan interesado en la idea que haya decidido participar! A día de hoy tenemos más de la mitad del juego hecho y esperamos poder acabarlo este mismo año. 

¿Por qué decidiste dedicarte a diseñar videojuegos?
Desde que tengo uso de razón he jugado a videojuegos, tanto en PC como en Playstation. Mis padres son muy aficionados a los juegos por lo que desde bien pequeña los regalos de cumpleaños y navidad han sido en su mayor parte videojuegos, consolas, ordenadores, periféricos, etc. Sin embargo, nunca había considerado el dedicarme a hacer videojuegos como una salida factible, ni si quiera me planteaba que hubiera gente que su trabajo fuera hacer videojuegos. Recuerdo que con unos 12 años vi un making of de mi videojuego favorito y aluciné al ver que realmente había gente que su trabajo era hacer algo tan guay. Sin embargo, en el video todo eran japoneses así que a pesar de ver que los juegos eran hechos por gente seguí pensando que no era posible que yo pudiera dedicarme a eso. Siempre me ha gustado mucho la tecnología, las matemáticas y la física y por ello empecé a estudiar ingeniería industrial en la UPV.

En los últimos años de carrera empecé a darme cuenta que lo que estaba haciendo no me llenaba y empecé a dudar si realmente eso era lo que quería hacer el resto de mi vida. Por suerte, el último año de carrera pude irme de Erasmus a la DTU de Copenhague, donde vi que tenía la oportunidad de tener una asignatura de programación de videojuegos. Como no estaba relacionado con mi carrera, tuve que cogerme la asignatura como créditos extra e ir un poco agobiada el semestre pero fue posiblemente una de las mejores decisiones de mi vida. Fue ahí donde me di cuenta que eso era lo que de verdad me gustaba. Aun así, no fue nada fácil reconocer que en lo que había invertido 6 años de mi vida no era a lo que quería dedicarme en realidad. Sin embargo, cuando empecé a sacarle el tema a mis padres (que debo decir que son los mejores padres del mundo), antes si quiera de poder decir "no quiero ser ingeniería, quiero hacer videojuegos" me dijeron "en cuanto vuelvas de Dinamarca búscate un máster en videojuegos". Lo único que me pedían es que acabara la carrera (ya que solo me quedaba un semestre).

Al curso siguiente empecé el Máster en la Florida y a mitad curso uno de mis profesores (al que no podría estar más agradecida) decidió darme una oportunidad contratándome como programadora en su estudio, donde sigo trabajando a día de hoy al mismo tiempo que sigo desarrollando Anyone's Diary. Al final he acabado viviendo de los videojuegos y ahora mismo no cambiaría mi situación por nada.

¿Cómo es el papel de la mujer en un sector como el tuyo?
El papel es exactamente el mismo que el del hombre. Sin embargo es cierto que aún hay gente que no lo ve así (esa gente en mi opinión debe tener algún problema serio). Una buena prueba de que esta desigualdad aún existe es este tipo de preguntas que se nos siguen haciendo en la mayoría de entrevistas a las desarrolladoras. Sería absurdo preguntarle a un hombre por el papel del hombre en el desarrollo de videojuegos pero es de lo más normal en mujeres.

Así que, aunque el trabajo sea exactamente el mismo independientemente del género es cierto que aún existen desigualdades, como en muchísimos campos. Y aún existe mucha gente que considera los videojuegos una cosa masculina a pesar de que cada vez haya más jugadoras. En la industria es cierto que somos muy pocas aún, sobre todo en la parte más tecnológica, pero quiero pensar que esto irá cambiando. Hay muchísimas asociaciones que buscan animar a las mujeres a meterse a carreras tecnológicas haciéndoles ver que realmente no es una cosa de chicos exclusivamente. Una de las asociaciones es FemDevs. Organizaron hace poco una meetup en Valencia y nos reunimos más de 30 mujeres interesadas en el desarrollo de videojuegos (tanto profesionales como estudiantes).

En mi experiencia profesional he tenido muchísima suerte. Ningún compañero de clase o de trabajo nunca me ha tratado de forma distinta a los demás. No recibo ningún tipo de discriminación, ni negativa ni positiva. No se me pone en duda por ser mujer y se me exige exactamente lo mismo que a los demás. Es más, tanto a mis compañeros en el desarrollo de Anyone's como a mis compañeros de trabajo les tengo mucho aprecio y me siento muy afortunada de rodearme de la gente que me rodeo. En el desarrollo de Anyone's Diary concretamente somos 7 en total (5 hombres y 2 mujeres) y la voz de todos es escuchada por igual, todos somos iguales y las decisiones se toman entre todos. No hay egos ni discriminaciones de ningún tipo, que es como debería ser en cualquier sitio.

Sé que son muchas las que reciben discriminaciones en el trabajo y cuentan sus experiencias para que otras que sufren lo mismo no se sientan solas. Pero yo, ya que tengo el privilegio de que me traten bien como profesional (qué triste es que esto deba considerarse un privilegio hoy en día) me gusta compartir mi experiencia para hacer ver que no todo es malo en realidad y que realmente hay hombres que quieren una igualdad real en la industria.

¿Qué fronteras le quedan por traspasar a los videojuegos?

La industria está creciendo mucho y muy rápido. Ahora se está invirtiendo mucho en la realidad virtual, aumentada y mixta. No me cabe ninguna duda que se van a conseguir hacer cosas muy buenas en esos campos (es lo que intentamos hacer con Anyone's Diary). Sin embargo, en mi opinión aún le quedan muchos años de dominio al videojuego tradicional (pantalla + mando/teclado y ratón)

¿Cómo ves el panorama del sector a nivel valenciano?

En Valencia (y en España en general), hay mucho talento pero muy poco dinero. Hay estudios pequeños con juegos publicados e incluso con éxito. Deconstructeam, Anima Project, Supermegateam... A nivel de estudios más grandes que puedan generar empleo en Valencia no hay mucho. Uno de ellos es Wildframemedia, donde yo trabajo, que somos unas 30 personas y nos dedicamos tanto a hacer juegos propios como a hacer juegos para clientes. De hecho, las oficinas están situadas en el Espacio Acarde. Es un espacio donde se está intentando juntar a empresas del sector para asentar la industria en Valencia. En Madrid o Barcelona hay muchísimas más empresas. Es innegable que el sector está creciendo. Iniciativas como la de Playstation Talents buscan acelerar este crecimiento. La gente empieza a darse cuenta que dedicarse al desarrollo de videojuegos no consiste en pasarse el día jugando y es una salida tan profesional como trabajar en una fábrica o en una tienda. Esto viene muy ligado a que jugar a videojuegos ya no está visto como algo exclusivo de "frikis" si no que es un entretenimiento más como puede ser el cine o la música. Aun con todo, queda mucho camino por hacer pero todo llegará!

Subir