4 de diciembre de 2020 4/12/20

Martí pide a Camps que escuche a los alcaldes que se manifiestan y pague el dinero que debe a los ayuntamientos

  • Denuncia que mientras Camps ordena a la Generalitat pagar “religiosamente” a sus amigos de Orange Market que le regalan trajes, los ayuntamientos no pueden mantener sus servicios porque no les pagan lo que deben

El vicesecretario general provincial del PSPV-PSOE de Castelló, Josep Martí, ha pedido al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que escuche a los alcaldes de Castelló, que cada vez son más, que se manifiestan ante la Casa dels Caragols para pedir que se les pague el dinero que se les adeuda desde hace años. Aunque en esta situación están prácticamente todos los alcaldes de la provincia, de momento ya se han manifestado ante la Casa dels Caragols los alcaldes de Forcall, Vilafranca, Salsadella, Coves de Vinromà y representantes de los ayuntamientos de Morella y Cinctorres.  Una deuda, en el caso de Forcall, que hace peligrar el funcionamiento de la residencia de la tercera edad, y que en su totalidad asciende a 680.000 euros parte de la cual ha empezado a devolver la Generalitat a raíz de la movilización de hace dos semanas.

Martí, que también es alcalde de Sueras, ha lamentado que mientras “hay dinero para pagar a empresas del amigo de Camps en cuentas de paraísos fiscales, los ayuntamientos tenemos que aguantar como podemos porque la Generalitat no es capaz ni de pagar lo que debe”. El vicesecretario ha insistido en que "en muchos ayuntamientos apenas quedan recursos para garantizar los servicios que están prestando, mientras Camps ha dilapidado el dinero para sus amigos, y para inversiones millonarias que han dejado marginadas a Castelló”. Martí ha denunciado el hecho de que mientras “el vicepresidente Rambla está todo el día criticando a Zapatero cuando la Generalitat no está cumpliendo con los 135 municipios de la provincia de Castelló, a los que debe millones y millones de euros, hasta el punto de que se están parando obras”.

Martí ha insistido la “deslealtad que supone que la Generalitat no pague a los ayuntamientos de Castelló lo que debe, a pesar de que ha sido la provincia castigada por el PP, con el beneplácito y la sumisión de Fabra, que ha permitido que todas las inversiones se hayan ido a Valencia y Alicante, mientras que a Castelló no le han llegado ni las migas”.  

Subir