19 de febrero de 2020 19/2/20

Mario Flores critica que la Ley de Economia Sostenible es sólo marketing y no aporta ninguna novedad

Mario Flores critica que la Ley de Economia Sostenible es sólo marketing y no aporta ninguna novedad - (foto 1)
  • Flores: “La mayoría de las medidas ya se están aplicando o son transposición de directivas europeas”

  • Se fija el objetivo del 20% de energías renovables sin especificar cómo se va a alcanzar, por lo que debería presentarse un plan concreto que establezca medidas y acciones para lograrlo

  • En materia de transporte público la ley olvida garantizar un marco estable de financiación

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, ha manifestado que “la ley de Economia sostenible no aporta ninguna novedad ni aborda la solución a los problemas energéticos actuales y por tanto se trata tan sólo de una operación de marketing ya que la mayoría de las medidas son transposiciones de las directivas europeas o medidas que ya se están aplicando”.

De hecho el objetivo nacional de que el 20% del consumo final bruto en 2020 provenga de energías renovables, es un objetivo europeo ya aprobado mediante una directiva este mismo año y que por tanto no aporta ninguna novedad ya que será de obligado cumplimiento en toda la Unión Europea antes de final de 2010.

Además el conseller de Infraestructuras ha criticado que en la ley únicamente se fija el objetivo del 20% de energías renovables sin especificar cómo se va a alcanzar, por lo que ha exigido que el Gobierno presente un plan concreto que establezca medidas y acciones para lograr dicho objetivo, y que diga cómo va a ser el resto del 80% de la energía”. Además Flores ha declarado que “le parece una contradicción esta declaración de intenciones y estos objetivos de fomentar las energías renovables y los recientes decretos aprobados por el Gobierno que limitan la expansión de las energías solar y eólica”.

El conseller ha explicado que “la Ley de Economía Sostenible también se refiere al objetivo de “reducir la participación de las energías con mayor potencial de emisiones de Co2 en la cesta de generación energética y en particular en la eléctrica y en cambio el Gobierno no ha tomado todavía ninguna decisión respecto al carbón, la fuente de energía más contaminante”.

Por lo que se refiere a la eficiencia energética, Flores ha recordado que “las actuaciones que se recogen en la Ley de Economía Sostenible para mejorar la eficiencia energética y fomentar el ahorro de energía ya se están llevando a cabo desde hace tres años, por las comunidades autónomas dentro del Plan de Acción de la Estrategia Española de Ahorro y Eficiencia Energética. De hecho, en los últimos tres años la Generalitat Valenciana ha puesto en marcha el Plan Ahorra con Energía, que ha permitido mejorar la eficiencia energética en cerca de un 12 por ciento en este periodo”.

Respecto al transporte público, Flores considera que la ley olvida un aspecto fundamental que vienen reclamando las comunidades autónomas, como es el establecimiento de un marco legal de financiación del Estado para fomentar el transporte público. La ley de economía sostenible debería reconocer y respaldar el esfuerzo que se está haciendo desde los gobiernos autonómicos para la implantación, extensión y mantenimiento de las redes de transporte público, y por tanto debería garantizar una financiación del Estado de al menos un tercio de todos estos costes, lo que contribuiría de verdad a incentivar el transporte público.

Subir