26 de noviembre de 2020 26/11/20

El Hospital de Manises ha realizado 1.000 intervenciones mediante técnicas mínimamente invasivas

  • La menor agresividad de la cirugía mínimamente invasiva permite una convalecencia más confortable y una recuperación más rápida

  • De los procedimientos realizados en el centro susceptibles de hacerse por técnicas menos invasivas, el 81,4% se realizan de esta forma

  • Manises refuerza su apuesta por este tipo de cirugía adquiriendo dos nuevos equipos más para realizar estas técnicas

Cerca de 1.000 pacientes han sido intervenidos mediante cirugías mínimamente invasivas durante el último año en el Hospital de Manises. Estos abordajes quirúrgicos abarcan los procedimientos laparoscópicos, artroscópicos y endoscópicos realizados por los distintos servicios del hospital.

Se trata de accesos quirúrgicos menos agresivos que los utilizados en la cirugía abierta, y que ofrecen una convalecencia más corta y confortable. Se disminuye de manera significativa el dolor post-operatorio, se reduce el tiempo de hospitalización y se acelera la vuelta a las actividades cotidianas. Estas son, entre otras las razones, que han llevado al centro a apostar por la “mini-invasividad” desde su apertura. Lo indican los datos de actividad del centro que muestran que un 81,4% de las intervenciones que se pueden realizar mediante una u otra vía se han realizado por la alternativa menos agresiva para los pacientes.

Las especialidades que más utilizan esta técnica son traumatología, urología, ginecología, cirugía general y digestiva y otorrinolaringología. En concreto las dos primeras, Traumatología y Urología, han optado por estas técnicas hasta en un 95% de los casos cuando estos eran susceptibles de hacerse por una vía clásica abierta.

Por especialidades, las intervenciones más comúnmente realizadas con este procedimiento son, en traumatología, las artroscopias de rodilla y hombro con las que se resuelven la mayor parte de patologías no protésicas de este tipo. El servicio también ofrece artroscopias de otras articulaciones. La mayor parte son ambulatorias con lo que no requieren que el paciente sea ingresado.

Urología opta sistemáticamente por la cirugía laparoscópica y son excepcionales los casos en los que se recurre a la cirugía abierta. Intervenciones complejas como las prostatectomias radicales, las cisto-prostatectomias y toda la cirugía renal. Este último órgano, el riñón, es uno de los más beneficiados a la hora de emplear esta técnica ya que se evita grandes incisiones agresivas para la pared abdominal. El servicio también ha realizado intervenciones poco habituales como la extirpación de tumores retroperitoneales y la corrección de fístulas vésico-vaginales entre otras, mediante este abordaje.

El servicio de Cirugía, por su parte, realiza un 98% de las colecistectomías por vía laparoscópica, siendo ésta la intervención más comúnmente realizada por este procedimiento aunque no es la única. El servicio hace también intervenciones laparoscópicas avanzadas de colon y recto, situándose en un 55% las intervenciones realizadas por esta vía sobre el total de operaciones de cirugía colorrectal. También, ha iniciado intervenciones laparoscópicas de cirugía gástrica y suprarrenal y prevé incorporar cirugía hepática y bariátrica asistidas por laparoscopia.

Además, el doctor Rafael Alós, jefe de Cirugía, ha destacado “los buenos resultados obtenidos con la realización de intervenciones con el nuevo procedimiento de acceso por puerto único, habitualmente conocidas como cirugías sin cicatriz, que requieren una única y mínima incisión en lugar de varias como ocurre normalmente con los procedimientos laparoscópicos”. De hecho, Manises se convirtió en uno de los primeros de la Comunitat en realizar una intervención de este tipo el año pasado con la extracción de una vesícula a través del ombligo.

En cuanto a Ginecología, realiza el 68% de las cirugías abdominales por vía laparoscópica. Dentro de este grupo de intervenciones, las más comunes son las de quistes de ovario, miomas y patologías oncológicas. Finalmente, en Otorrinolaringología utilizan exclusivamente técnicas endoscópicas endonasales para patologías como pólipos o sinusitis.

Ventajas de esta técnica
La laparoscopia, la artroscopia y la endoscopia son técnicas quirúrgicas que utilizan elementos ópticos y mecánicos para realizar determinadas operaciones convencionales con mínima agresión. Sus principales ventajas no sólo son de carácter estético por el pequeño tamaño de la incisión, mucho menor que la necesaria para realizar la misma operación mediante cirugía abierta, sino que conlleva beneficios para el paciente. La pequeña incisión disminuye considerablemente el riesgo de infección de la herida quirúrgica, el dolor postoperatorio y las lesiones musculares de la pared abdominal. Como consecuencia, la recuperación postoperatoria es más rápida, se necesitan menos analgésicos y se obtiene una movilización más temprana.

Además, en determinadas intervenciones, los resultados se han visto mejorados, gracias al aumento de la calidad las imágenes obtenidas que permiten al cirujano ver detalles anatómicos que en cirugía abierta pasan desapercibidos. Este es el caso, por ejemplo, de la prostatectomía radical laparoscópica en la cual, según apunta el Dr. Domínguez, “los pacientes afectados por un cáncer de próstata se benefician de una disección más selectiva mejorando así, en muchos casos, la recuperación de la continencia urinaria y de la potencia sexual después de la operación”. El doctor Alós añade otras ventajas: “permite una recuperación más rápida y disminuye el sangrado intraoperatorio, que es casi inexistente respecto a la intervención abierta, reduciendo así las transfusiones sanguíneas”.

Adquisición de nuevos equipos y formación
La apuesta por la implantación de la cirugía mínimamente invasiva es una de las líneas estratégicas del Hospital del Manises, que este año ha realizado ya cerca de 900 intervenciones de este tipo. “La cirugía convencional está siendo reemplazada, cada vez más, por procedimientos que causan menos dolor al paciente y favorecen su pronta recuperación. Se ha demostrado que estas técnicas ofrecen múltiples ventajas: mejoran el confort, disminuye las complicaciones y la estancia hospitalaria,”, explica el director Asistencial Carlos Rodrigo.

Por eso, para seguir potenciando esta línea el Hospital de Manises invierte en la formación continuada de los profesionales en estas técnicas y en la adquisición de dos nuevos equipos para las intervenciones laparoscópicas, artroscópicas y endoscópicas.

Subir