3 de marzo de 2021 3/3/21

López: "El PP vota en contra de impedir que siga aumentando la deuda histórica de la Comunitat"

    El portavoz socialista en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de Les Corts, Julián López, ha argumentado que “se ha puesto de manifiesto que estas Cortes están tomando decisiones a ciegas, ya que el presupuesto presentado en ellas ha quedado ampliamente desbordado por la realidad y las previsiones han quedado pulverizadas por la evolución de los acontecimientos”. De hecho, ha sentenciado que “los presupuestos de 2013 han quedado convertidos en papel mojado”.

    Por ello, López ha defendido una moción en Les Corts para que el Consell remita al Parlamento valenciano “una revisión de los estados de gastos e ingresos de los presupuestos de la Generalitat para 2013 que incorporen las modificaciones necesarias para adaptarlos al cumplimiento del nuevo objetivo de déficit que se defina en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, así como las nuevas previsiones sobre el comportamiento de la economía”. Al respecto, ha afirmado que si el Consell ha pedido un déficit menos exigente al Gobierno, “también tendrá repercusiones sobre el presupuesto autonómico”.

    El Parlamento valenciano ha de participar
    López ha insistido en que “este parlamento no puede ni debe permanecer al margen de todo el proceso que se está desarrollando en torno a la fijación del objetivo de déficit para 2013” al tiempo que ha reiterado que “ha de participar en él, y no podrá hacerlo si no recibe información sobre los cambios que afecten a las diversas partidas presupuestarias”.

    En cuanto al incremento de la deuda necesario para financiar el exceso de déficit de 2012, ha afirmado que “representará, este año, más de 100 millones de euros adicionales en intereses, a los que habrá que sumar los generados por la financiación del incremento del objetivo de déficit para este año”. Por tanto, nueva alteración de las previsiones presupuestarias, que ha advertido “supondrá más dificultades para cuadrar las cuentas públicas”.

    Por todo ello, ha planteado “una solución excepcional y de emergencia para evitar que siga aumentando el coste financiero de las deudas de la Generalitat, cuando la razón de ese incremento no es más que la recepción de unos préstamos provenientes del Estado”. Unos recursos que otras comunidades reciben, según ha indicado, “a través del modelo de financiación, y que para ellas no conlleva pago de intereses ni obligación de restitución”.

    2.600 millones menos en intereses
    Así, ha defendido que esta medida “tendría un coste muy exiguo para las arcas públicas estatales, pero liberaría a la Administración autonómica de tener que pagar unos 600 millones de euros en intereses, a lo largo de diez años, así como de devolver 2.000 millones de euros en préstamos durante ese período”. En este sentido, ha explicado que “para el Estado estos importes distribuidos a lo largo de una década tienen un peso muy poco significativo, ya que en el ejercicio de mayor impacto, apenas alcanzan el 0,04% del PIB”.

    Financiación autonómica
    De esta manera, el diputado socialista ha propuesto que “en los recursos adicionales que el Estado deba prestarnos para financiar el exceso de déficit de 2012, como en los que nos proporcione para financiar el aumento del objetivo de déficit de 2013, no se aplique carga financiera alguna en concepto de intereses por el importe equivalente al déficit de financiación que va a registrar la Comunitat Valenciana en ambos ejercicios, y que se va a situar en torno a 2.000 millones de euros”. Esta es la medida extraordinaria que ha planteado en tanto no se modifique el modelo de financiación autonómica, y sin renunciar a ningún derecho que pueda correspondernos por cualquier concepto.

    Por otra parte, también ha propuesto que el Estado vaya condonando estos préstamos, a partir de 2015, que es cuando se inicia la amortización del capital, a una media de unos 250 millones al año, lo que “representa tan sólo el 0,025% del PIB español, menos de la centésima parte del déficit presupuestario de la Administración Central del Estado, previsto para 2015 en el Programa de Estabilidad”, ha añadido.

    “Viabilidad de las finanzas públicas autonómicas”
    López ha defendido esta medida excepcional “para asegurar la viabilidad de las finanzas públicas autonómicas en el corto plazo” y porque “es factible y necesaria” al tiempo que ha remarcado que “no se puede poner como excusa la falta de recursos”, porque “hay, salen del mismo sitio que los que reciben las comunidades que obtienen más financiación que la nuestra. Y de hecho, los recursos llegarán. Sólo que a diferencia de esas otras comunidades tendremos que pagar intereses y devolverlos durante los próximos diez años”

    Por todo ello, ha indicado que “el establecimiento de un mecanismo de emergencia de estas características únicamente requiere un gobierno capaz de defender los intereses de los valencianos y las valencianas, que no tenga lastres ni se encuentre rodeado de líneas rojas; que no se vea preso del temor de acabar viéndose obligado a tener que reconocer todos los errores cometidos durante todos estos años”. Al respecto, ha recordado que “sólo una autonomía ha experimentado una contracción económica más intensa que la nuestra”.

    Finalmente, ha afirmado que “necesitamos también un gobierno que quiera y pueda repartir de forma más justa los esfuerzos para salir de la crisis”, por lo que ha reclamado cambios en la política fiscal “para demandar una mayor contribución a quien se encuentra en disposición de hacerla, que permita aliviar las cargas que soportan las rentas medias y bajas”.

    Subir