19 de febrero de 2020 19/2/20

El IVC+R restaura importantes piezas de diversas épocas del patrimonio histórico edetano

El IVC+R restaura importantes piezas de diversas épocas del patrimonio histórico edetano - (foto 1)
  • Estos objetos de gran valor histórico se podrán visitar en el Museu Arqueològic de Llíria

MÁS FOTOS
El IVC+R restaura importantes piezas de diversas épocas del patrimonio histórico edetano - (foto 2)
El IVC+R restaura importantes piezas de diversas épocas del patrimonio histórico edetano - (foto 3)
El IVC+R restaura importantes piezas de diversas épocas del patrimonio histórico edetano - (foto 4)
La directora del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+R), Carmen Pérez, y el arqueólogo municipal y director del Museu Arqueològic de Llíria (MALL), Vicent Escrivà, presentaron ayer la piezas del patrimonio edetano que han sido restauradas por el IVC+R. El acto también contó con la presencia del alcalde de la ciudad, Manuel Izquierdo, y del concejal de Patrimonio y Turismo, Miguel Cortés.

Los objetos restaurados son unos bronces romanos de la antigua Edeta del siglo III, un conjunto de piezas cerámicas también romanas de finales del siglo I, y el retablo de estilo italogótico de “Els sants Peres”, de mediados del siglo XIV, procedente de la iglesia de la Sangre. Estas intervenciones han sido posibles gracias al convenio de colaboración suscrito entre el IVC+R y el Ayuntamiento de Llíria el 8 de octubre de 2009.

El alcalde Manuel Izquierdo ha señalado que los trabajos realizados “significan una nueva actuación dirigida a la conservación y puesta en valor de los tesoros artísticos que ha dado nuestra milenaria ciudad a través de sus diferentes culturas, y, a la vez, reafirma la trascendencia del legado que nos dejaron nuestros antepasados”. Igualmente, el primer edil ha recordado que Llíria “es un referente por muchas de las piezas arqueológicas halladas en el municipio, y los objetos ahora restaurados, que se expondrán de forma permanente en el MALL, contribuirán a potenciar este espacio museístico”.

Por su parte, la directora del IVC+R, Carmen Pérez, explicó que la restauración de las piezas “ha sido un trabajo muy complejo en el que se han tenido que hacer unos estudios analíticos importantes, especialmente en los bronces que se encontraban en peor estado de conservación, pero ha dado unos muy buenos resultados. Para el Instituto ha significado una actuación de gran interés porque cada pieza de Llíria es como un reto”.

Bronces romanos de Edeta
Entre las piezas restauradas se encuentran tres bronces romanos del siglo III d.C. recuperados en el año 2006 en el interior del pozo de la calle Casaus nº 12 de Llíria. Se trata, sin duda, de uno de los principales conjuntos recuperados en la antigua provincia romana de Hispania. Los tres objetos son un oinochoe de asa sobreelevada y boca trilobulada, utilizado normalmente para conservar y servir el vino, un olpe de pequeñas dimensiones, con asa sobreelevada y boca redonda con la función de servir el vino, y una situla, recipiente en forma de campana invertida utilizado para beber y para contener vino en las ceremonias religiosas.

Cerámicas romanas de Edeta
También se presenta un conjunto de piezas de época romana de finales del s. I d.C., recuperadas en el año 2004 en el interior de los pozos rituales de Avda. dels Furs. Son de especial interés para conocer los hábitos culinarios de nuestros antepasados y adentrarnos en sus creencias religiosas. Se trata de piezas extraordinarias por cuanto aporta cada una de ellas a la historia de Llíria. Entre ellas destacan las dos ánforas pequeñas, el juego de plato y vaso vidriados, el mortero itálico, así como los vasos con inscripciones y especialmente la jarrita en la que aparece inscrito el monograma del Crismón.

El retablo de los Beati Petri et Petri, martiris
Igualmente, se ha restaurado el retablo de “Els sants Peres” de la iglesia de Santa María o de la Sangre de Llíria, obra de estilo italogótico o trecentista datada a mediados del siglo XIV. El retablo, del que se conservaban 5 tablas de madera pintadas al temple, estaba dividido en compartimentos separados por motivos vegetales, con la disposición de un tríptico. En la calle central se representa a San Pedro Apóstol y a San Pedro de Verona, y a cada lado tres historias de sus vidas; en el ático se representa la crucifixión. Cada una de las calles laterales se divide en tres casas, espacios de forma cuadrangular o rectangular con escenas representando episodios de la vida del santo al que acompañan, que ocupa el centro de la composición. En los laterales se observan restos del espacio ocupado por el guardapolvo que enmarcaba el retablo.

Subir