24 de noviembre de 2020 24/11/20
El niño pasaba unos días en casa de un amigo de sus padres

Condenan a un ex empleado de Francis Montesinos a 4 años y 6 meses de prisión por abusar de un menor en Llíria

  • La Audiencia lo ha condenado por abusos y descarta el de violación que pedía la fiscalía

La Sección Segunda de la Audiencia provincial de Valencia ha condenado a 4 años y 6 meses de prisión al hombre acusado de abusar sexualmente de un menor en la localidad de Llíria. El acusado, un ex empleado de Francis Montesinos, ha sido condenado por un supuesto delito de abusos sexuales a un menor ocurrido en junio de 2013. Tendrá que indemnizar al menor con 150 euros por lesiones y 6.000 euros por daños morales. También se le prohíbe cualquier comunicación y aproximación a menos de 500 metros del menor y siete años de libertad vigilada.

La Audiencia ha considerado probado que el acusado, que responde a las siglas de C.A.J.C., es culpable de un delito de abusos sexuales contra el menor de 13 años en los hechos acaecidos el día 25 de junio de 2013.

Por entonces el menor pasaba unos días en casa del diseñador, donde también residía el acusado en aquellas fechas. Aprovechando que la casa tenía solo dos dormitorios y que el menor debía dormir con C.A.J.C, efectuó tocamientos por todo el cuerpo e intentó la penetración anal mientras el menor dormía.

Como resultado, tras despertarse el menor, este consiguió salir de la habitación y acceder a la habitación donde dormía Francis Montesinos, quien sin mediar palabra echó inmediatamente de la casa al acusado. El diseñador acudió en calidad de testigo de los hechos y según la sentencia, este habría hablado con el acusado al cabo de los días para pedirle que se entregara inmediatamente a la policía para no "parecer un cobarde".

Al día siguiente, los padres del menor conocían lo sucedido y el informe del reconocimiento médico validaba la presencia de pequeños hematomas que confirmaban una posible presión ejercida por manos en algunas zonas corporales del menor.

El fiscal pidió para el acusado una condena de 11 años, 11meses y 21 días de prisión por un delito de violación en grado de tentativa, mientras que la defensa mantenía que el relato era completamente falso por parte del menor y por tanto, no existía ningún tipo de delito.

Finalmente, la Audiencia ha fallado la condena por abuso sexual, lo que contempla penas menos elevadas que las del delito de violación que pedía la fiscalía. Ante la sentencia cabe recurso de casación.

Subir