11 de abril de 2021 11/4/21

El Libro del Edificio aprobado por el Consell facilitará unas instrucciones frente a casos de emergencia a cada vecino

  • Medio Ambiente ultima la orden de desarrollo de este libro que recoge toda la documentación sobre la vivienda

El Libro del Edificio, aprobado por el Consell como una nueva herramienta que agrupa y recopila para el ciudadano toda la información sobre su vivienda, facilitará a cada vecino unas instrucciones de emergencia mínimas para garantizar su seguridad en caso de producirse algún incidente en el interior de su vivienda o del edificio. Se trata de uno de los documentos que deberá incluirse en las Carpetas de la Vivienda que se entregarán a cada propietario.

La directora general de Vivienda y Proyectos Urbanos, Mª Jesús Rodríguez, ha destacado que “con la puesta en marcha del Libro de Edificio, unificamos toda la documentación inmobiliaria que necesita el ciudadano sobre su vivienda, lo que hace más fácil su consulta y le ahorra tiempo y desplazamientos. Entre la documentación, los usuarios dispondrán de directrices y pautas concretas para hacer un mejor uso y mantenimiento de su lugar de residencia, así como de instrucciones muy claras sobre qué hacer si se produce un incendio, un escape de gas o una inundación en su misma vivienda o en el edificio”.

Además, la Directora ha recordado que “el Libro del Edificio es una nueva medida de simplificación que forma parte del Proyecto Impuls para la reducción de la burocracia y agilización de trámites que estamos desarrollando desde la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda. Asimismo, supone un paso más hacia delante en las políticas de la Generalitat de fomento de la calidad en la edificación, esta vez, desde la perspectiva del necesario refuerzo de los derechos y deberes de los consumidores respecto a su lugar de residencia”.

El Libro del Edificio, promovido por la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, entrará en vigor a finales de junio y será obligatorio en toda intervención que se realice en edificación, ya sea un edificio de nueva construcción o bien un edificio en el que se realice una rehabilitación. El promotor entregará a la comunidad de propietarios un ejemplar de este libro que contiene toda la documentación de naturaleza administrativa y jurídica, técnica, y de uso y mantenimiento del edificio, y a los propietarios la Carpeta de la Vivienda.

Instrucciones claras en soporte papel
Entre la información que deberá constar en esta carpeta se incluyen unas instrucciones de emergencia para los vecinos que recogen los procedimientos de actuación en caso de incendio, inundación, escape de gas, atrapamiento en ascensores o terremoto. También se facilitará al ciudadano un directorio de teléfonos de ayuda exterior. Las instrucciones deberán entregarse necesariamente en soporte papel.

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda está ultimando la orden de desarrollo del Libro del Edificio para concretar las instrucciones de uso, mantenimiento y de emergencia. En el borrador de esta orden, la Conselleria establece unos contenidos mínimos que deberán aparecer en estas instrucciones de emergencia. De forma clara, sencilla y comprensible para todos, la Generalitat ofrece una serie de pautas para cada incidencia.

Por ejemplo, en caso de incendio se indica que en ningún caso de debe utilizar el ascensor para evacuar el edificio, si el fuego es pequeño, se dan unas pautas sobre cómo apagarlo teniendo siempre prevista una vía de escape (si se prende el aceite de una sartén hay que cubrirla con una tapadera, si el fuego se produce en un aparato eléctrico hay que desconectarlo y nunca emplear agua). En el caso de no poder controlar el fuego, se debe cerrar la puerta donde se encuentra para retrasar su propagación, avisar a los bomberos, salir de la vivienda y alertar a los vecinos en el recorrido de salida hacia la calle.

También se dan instrucciones sobre qué hacer si el incendio de produce en una vivienda en la misma planta, por debajo o por encima de la propia, cómo actuar si detecta olor a gas (cerrar la llave de suministro, evitar encender o apagar luces o aparatos, ventilar el lugar, avisar a la empresa suministradora), o si se produce una inundación (cortar el suministro, ocupar las partes altas del edificio). En caso de quedar atrapado en el ascensor, hay que mantener la calma, no manipular el ascensor y esperar a recibir ayuda.

Por último, si se produjera un terremoto la Conselleria recomienda protegerse debajo de mesas, camas o dinteles de puertas, alejarse de cristales, objetos o muebles que puedan caer, cubrirse la cabeza, entre otras advertencias.

 

 

Subir