27 de noviembre de 2020 27/11/20

Gil Lázaro destaca que “el cinismo y la hipocresía de Rubalcaba supera todos los límites”

  • Subraya que el Ministro “es el menos indicado para hablar del Estado de Derecho y dar lecciones a nadie”

diputado del Partido Popular por la provincia de Valencia en el Congreso de los Diputados, Ignacio Gil Lázaro, ha destacad hoy que “el cinismo y la hipocresía de Rubalcaba supera todos los límites” y ha asegurado que el ministro del Interior “miente una vez más a los españoles”.

Gil Lázaro ha denunciado que el dirigente socialista “no tiene legitimidad para hablar de nada ni de nadie después de intentar ocultar a la sociedad española la verdad del caso Faisán”.

El dirigente popular ha subrayado que Rubalcaba “es el ejemplo de la hipocresía del Gobierno socialista” y ha asegurado que “no nos puede dar lecciones de nada, es el menos indicado para ello”.

Para el diputado del PP Rubalcaba “ha de tener decencia” y explicarles a los ciudadanos “lo que tiene que ocultar”. Gil Lázaro ha remarcado que “estrategia de burlas e insultos de Rubalcaba no le va a servir para nada” al tiempo que ha indicado que el dirigente socialista “debería recordar que algún antecesor suyo hace unos años comenzó guaseándose ante el parlamento, siguió teniendo que comparecer ante los jueces y terminó entrando en la cárcel de Guadalajara”.

Así, el diputado valenciano ha señalado que “si alguien ha intentado presionar y manipular a los jueces es Rubalcaba” y ha remarcado que el Partido Popular “es quien defiende el Estado de Derecho”.

Por último, Ignacio Gil Lázaro ha exigido a Rubalcaba que “explique por qué su amigo el juez instructor del caso Faisán mantuvo tres años la investigación oculta en un cajón, por qué le ordenó al fiscal que pidiera el archivo del caso y por qué otro de sus amigos, hoy vocal de Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PSOE, esgrimió el chivatazo del caso faisán en su conversaciones con ETA como una prueba de fe del Gobierno en el marco del que llamaron entonces ‘proceso de paz’, según dijo cara a cara a los etarras”.

Subir