19 de febrero de 2020 19/2/20

La Vall d’Uixó lleva la telelectura a las instalaciones municipales

  • El municipio se convierte en uno de los primeros municipios de la provincia en contar, de la mano de FACSA, con un Servicio de Telegestión de Grandes

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó da, de la mano de FACSA, el salto a la gestión inteligente del agua en las instalaciones municipales. La localidad ha comenzado a incorporar el Servicio de Telegestión de Grandes Consumidores (STGC) a algunas de sus dependencias lo que, además de permitir un mayor control de la gestión de este recurso por parte del consistorio, contribuirá de manera paulatina a reducir los consumos.                                                           

Un proyecto que convierte a la Vall d’Uixó en uno de los primeros municipios de la provincia en contar con este servicio para sus instalaciones municipales de agua potable.

“La actuación, de la que ya se ha completado la primera fase, ha consistido en la instalación de un sistema inteligente de medición, que permite monitorizar y gestionar los contadores de gran consumo”, han explicado desde FACSA.

Este sistema está compuesto por un equipo registrador y transmisor de datos, un emisor de pulsos conectado a un contador de agua compatible y un potente software de gestión, que permite analizar las lecturas registradas diariamente. “De este modo, es posible generar informes de consumo e incluso enviar alarmas GSM a móviles en tiempo real”, han detallado desde la compañía de Grupo Gimeno.

Y es que, entre otras ventajas, además de reducir los consumos la implantación de este sistema de telelectura también refuerza la gestión sostenible, al contribuir a optimizar los recursos y facilitar la detección temprana de fugas.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó, Javier Ferreres, ha destacado que esta iniciativa “nos pone a la vanguardia en el uso de la tecnología para ser más eficientes y sostenibles en el uso de un bien fundamental como el agua”. Así, ha puesto en valor que también permitirá “un ahorro tanto a nivel de consumo como en la factura, por lo que el beneficio es doble”.

En cuanto a las instalaciones donde ya se ha comenzado a implementar este innovador sistema de medición se encuentran el campo de fútbol, la pista de atletismo, la piscina cubierta, la residencia para mayores Hogar Sagrada Familia, así como los centros municipales de enseñanza (colegios Blasco Ibáñez, La Cova, R. Pérez y Colonia Segarra), y el Auditorio Municipal. En ese sentido, desde FACSA han recordado que el STGC está disponible tanto para clientes públicos (ayuntamientos, empresas públicas, etc.), como para clientes privados. Esto es, comunidades de vecinos, industrias, instalaciones, o negocios de diversa índole.

Respecto a FACSA, que nació en 1873, gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías y los desarrollos propios se ha convertido en un referente en su área de actividad. En la actualidad tiene presencia en once comunidades autónomas (Comunidad Valenciana, Aragón, Región de Murcia, Castilla la Mancha, Castilla León, Navarra, Baleares, Madrid, Galicia, Asturias y Andalucía), donde suministra agua a diario a más de un millón de personas.

Subir