4 de marzo de 2021 4/3/21

Un total de 18.000 recibos se beneficiarán de la revisión catastral a la baja

Un total de 18.000 recibos se beneficiarán de la revisión catastral a la baja - (foto 1)

    El equipo de gobierno progresista de la Vall d'Uixó ha solicitado la revisión catastral a la baja, por lo que a partir del 2016 se aplicará un coeficiente del 0,70 a los bienes de naturaleza urbana. La alcaldesa, Tania Baños, ha asegurado que esta decisión “marca un punto de inflexión en la forma de hacer las cosas en el Ayuntamiento, porque en solo dos meses hemos cumplido con lo que dijimos y hemos pedido la revisión.

    Esta decisión beneficiará a más de 18.000 recibos y conllevará ventajas como la bajada de la plusvalía en un 30% en las liquidaciones que devenguen a partir del 1 de enero del próximo año, o la bajada del impuesto de transmisiones patrimoniales a las compraventas que se produzcan a partir de esa misma fecha.

    Además, los inmuebles a declarar en el IRPF tendrán un menor gravamen, así como las personas que deban tributar por el impuesto sobre el patrimonio. De la misma manera, “los valleros tendrán más posibilidades de obtener becas y ayudas cuando se bareme el valor de la vivienda, ya que tendrán un menor valor catastral que ahora”, ha explicado el primer teniente de alcalde, Antoni Llorente.

    El segundo teniente de alcalde, Jordi Julià, ha destacado que la revisión del IBI responde a que el nuevo equipo de gobierno tiene “una voluntad real de reducir esta carga impositiva que está afectando a los valleros”. En este sentido, ha remarcado que supone “un esfuerzo” porque “al llegar al Ayuntamiento nos hemos encontrado con una situación muy complicada a la que nos ha llevado la gestión de los últimos 8 años”.

    Cabe recordar que el anterior equipo de gobierno ha incumplido la regla de gasto en 1,1 millones de euros, nos ha dejado sentencias judiciales por expropiaciones por más de 2,4 millones de euros, 900.000 euros en facturas que no estaban en el presupuesto del 2014 y 380.000 euros en obras electoralistas sin consignación presupuestaria en Urbanismo.

    “Si hubiéramos querido que los ciudadanos soportaran toda esta carga tendríamos que haber creado un impuesto único de 166 euros por persona, pero lo que hemos hecho y vamos a seguir haciendo es trabajar y proponer alternativas para que la carga impositiva que sufren los valleros baje y paguen menos”, ha subrayado Julià.

    Al hilo, Baños ha señalado que “con el anterior equipo de gobierno progresista, el PP recogió firmas para que se hiciera la revisión catastral y durante 8 años ha sido incapaz de hacerla”. “Ha tenido que volver a ser un equipo de gobierno progresista quien ha tomado esta decisión que se apreciará en más de 18.000 recibos, porque era algo que los vecinos y vecinas estaban demandando y son nuestra prioridad”, ha añadido.

    Subir