27 de noviembre de 2020 27/11/20

Bonig se pregunta “quién va a fiarse del PSPV, que cuando gobernó en Vall d’Uixó colocó una cámara oculta en el Ayuntamiento”

  • Asegura que “el PSPV tiene la cartilla muy sucia y no puede andar por ahí dando lecciones de gestión a nadie”

  • Afirma que “si nos damos una vuelta por la provincia de Castellón, el panorama de alcaldes socialistas sobre los que se cierne la sombra de la sospecha es desolador”

La coordinadora del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, se ha preguntado hoy que “quién va a fiarse del PSPV, que cuando gobernó en Vall d’Uixó colocó una cámara oculta en el Ayuntamiento y convirtió la casa de todos en un Gran Hermano”.

Bonig ha lamentado que “una vez más, la talla política del Partido Socialista en nuestra Comunitat queda retratada con la querella interpuesta contra el Partido Popular de la Comunitat Valenciana”. Y es que, tal y como ha explicado Bonig, “el PSPV tiene la cartilla muy sucia y no puede andar por ahí dando lecciones de gestión a nadie”.

La también alcaldesa de Vall d’Uixó ha explicado que “ni siquiera hace falta salir de mi municipio para ver la doble vara de medir que tiene el PSPV, ya que cuando el La Vall estuvieron gobernando colocaron presuntamente una cámara oculta en la primera planta del consistorio que grababa sin que nadie lo sospechara a funcionarios, políticos y todo aquel que se ponía a tiro”.

En este sentido, la dirigente popular ha asegurado que “a este hecho, que es gravísimo, ya que seguimos sin saber para qué utilizaban la información que se grababa, hay que añadir la falsedad de documento, ya que el equipo de gobierno socialista falsificó la factura de la cámara, cambiando el concepto por el de arreglo de un coche municipal” y ha asegurado que “de momento este tema sigue el procedimiento judicial, pero el gran Hermano que había montado el PSPV en el Ayuntamiento, que es la casa de todos, es otro ejemplo más de la manera que tiene el partido socialista de entender la política”.

“Pero esto no acaba aquí”, ha proseguido la coordinadora del PPCV, “si nos damos una vuelta por la provincia de Castellón, el panorama de alcaldes socialistas sobre los que se cierne la sombra de la sospecha es desolador”. Bonig ha nombrado al alcalde de Moncofa, José Vicente Isaac, imputado por un presunto delito de prevaricación; o el de L’Alcora, Javier Peris, con no uno sino dos frentes judiciales abiertos, uno por presunta venta a bajo precio de una terreno a una empresa en un PAI, y otro por presuntas irregularidades en la adjudicación a una empresa de la redacción del Plan General de Ordenación Urbana”.

Para finalizar, Isabel Bonig ha aseverado que “el PSPV es un partido poco de fiar, que ataca los intereses de los valencianos, que no presente ningún proyecto ni alternativa para solucionar los problemas de los ciudadanos, centrando su atención en judicializar la política”.

 

 1 comentario
vecina de la vall
vecina de la vall
13/11/2009 01:11
mala memoria

Sra. Bonig la sospecha no está tipificada en el código penal usted deberia saberlo "estudió para juez" sin embargo en la Vall, si hemos tenido un alcalde "Condenado" que fue pillado con las manos en la masa ¿no lo recuerda? es de su partido y comparte gobierno e ideas con usted

Subir