25 de octubre de 2020 25/10/20

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó sustituirá 15 álamos del Paratge de Sant Josep por peligro de caída

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó sustituirá 15 álamos del Paratge de Sant Josep por peligro de caída - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó sustituirá 15 álamos del Paratge de Sant Josep por peligro de caída - (foto 2)
    El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó sustituirá 15 álamos del Paratge de Sant Josep por peligro de caída - (foto 3)
    El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó sustituirá 15 álamos del Paratge de Sant Josep por peligro de caída - (foto 4)
    El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó sustituirá 15 álamos del Paratge de Sant Josep por peligro de caída - (foto 5)

    El Ayuntamiento de la Vall d'Uixó sustituirá 15 álamos (xop) del Paratge de Sant Josep, después de la caída de dos de ellos y de haber realizado varias pruebas de esfuerzo y análisis especializados, que han concluido que estos ejemplares están gravemente enfermos y corren peligro de caída, lo que es "especialmente preocupante en una zona de tanta afluencia de personas, sobre todo en temporada alta turística", tal y como ha explicado el concejal de Medio Ambiente y segundo teniente de alcalde, Fernando Daròs.

    El equipo de gobierno ha decidido actuar de urgencia "porque priorizamos la seguridad de las personas y no queremos que ocurra ninguna desgracia, porque ya han caído dos accidentalmente, con la suerte de que no hubiera ninguna persona en ese momento". Por ello se ha acordonado la zona de manera preventiva y a partir del lunes (17 de diciembre) se talarán los 15 ejemplares afectados, que "tienen el interior podrido y lamentablemente no se pueden salvar".

    Estos serán sustituidos por otros de crecimiento rápido y también se adecuará todo el entorno, con la eliminación de los alcorques y la construcción de un sistema de pavimentación "en rejilla, ajardinado y más verde". Esto supondrá una mejora visual y "dar solución a gran parte de los problemas que han provocado la enfermedad de los árboles actuales, que han sufrido la falta de oxígeno en las raíces y la baja calidad del sustrato, ya que en la última reforma "se rellenó con escombros para elevar el nivel del suelo".

    Los informes técnicos señalan que la mayoría de estos 15 álamos padecen un debilitamiento general de su desarrollo y un pobre crecimiento y desarrollo de los cepellones, lo que les ha conducido a la inclinación progresiva o súbita, que ha hecho que dos de ellos ya hayan caído. Además tienen viejas heridas mal cicatrizadas de podas y desgarros, con grietas graves y oquedades que comprometen la estabilidad de la madera.

    También son comunes a todos los ejemplares las infecciones fúngicas (hongos) que dan lugar a exudados (síntoma de podrición interna) y al secado de ramas enteras que pueden partirse y caer, como ya ha ocurrido en otras ocasiones; descompensación en el peso de las ramas y de la copa, y daños y deformaciones en el tronco y en las raíces que rompen el pavimento.

    Cabe recordar que el Ayuntamiento de la Vall d'Uixó está realizando un plan preventivo de pruebas de esfuerzo en espacios públicos sensibles, como los parques y zonas verdes. De hecho, en el del Polígono III también se van a sustituir cinco robinias porque corrían riesgo de caída en un lugar con juegos infantiles "y que es muy transitado durante todo el día", tal y como ha señalado Daròs, quien ha remarcado que tan solo se actúa en los árboles "que no pueden tratarse".

    Subir