23 de septiembre de 2020 23/9/20

La Audiencia Provincial archiva el caso de la cámara oculta de Vall d’Uixó

  • Los populares aceptan el fallo aunque rechazan la actuación del gobierno de PSOE y EU

  • El socialista Josep Tur lamenta que el Ayuntamiento tenga que pagar las costas procesales

La Audiencia Provincial de Castellón hizo público el fallo por el que archiva la denuncia interpuesta por el Partido Popular de Vall d’Uixó contra el anterior equipo de Gobierno formado por Socialistas y EU gobernado en coalición y liderado por el socialista Josep Tur. Así se hizo público ayer desde la Audiencia Provincial de Castellón, cuyo fallo aseguraba que “está justificada la instalación de la cámara oculta y por tanto no existió ninguno de los dos delitos denunciados, ni falsedad en documento ni violación de la intimidad”.

Cabe recordar que en 2007, el equipo de Gobierno instaló una cámara oculta tras un reloj en el hall del ayuntamiento, porque se publicaron datos en prensa de un miembro de la Policía Local que solo constaban en su expediente personal. Un acto que fue denunciado por el equipo de Gobierno de Isabel Bonig, quien alegó que se había vulnerado el derecho a la intimidad, una denuncia que fue rechazada por el juzgado de Nules, quien no vio vulneración alguna. El Ayuntamiento de Vall d’Uixó, gobernado por los populares, recurrió el auto que finalmente la Audiencia Provincial ha rechazado archivando la denuncia.

Por su parte, la portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Vall d’Uixó, Elena Vicente-Ruiz, ha declarado que respetan el fallo de los jueces aunque destacaba que el hecho de que quede probada la instalación de la cámara así como la manipulación de la factura repercute en que “esto deja libre a los políticos de investigar, como si se tratara de policía judicial, lo que les interesa, amparándose en que la voluntad de uso no causa daño a nadie”. Asimismo, Vicente-Ruiz, señalaba que “si es necesario manipular documentos públicos, el juez deja la puerta abierta a hacerlo, para que los ciudadanos no sepan en qué se gasta el dinero de todos. Esto es preocupante".

Sin embargo, y como era de esperar, el ex alcalde y socialista, Josep Tur, se mostraba satisfecho con el fallo del jurado afirmando que “ni hubo falsedad en la factura ni se ha vulnerado la intimidad de nadie. Los hechos estaban justificados porque había unos hechos concretos que se estaban produciendo y estoy seguro que los populares tenían conocimiento de ello, pero tanto Isabel Bonig, como Óscar Clavell y Elena Vicente-Ruiz actuaron de ese modo para desprestigiar el equipo de Gobierno y ganar votos, pero finalmente la Audiencia Provincial ha puesto a cada uno en su lugar”.

Tur afirmaba que están contentos, ya que han estado cuatro años con el mismo asunto, sin embargo resaltaba que la denuncia no fue interpuesta por los populares sino por el Ayuntamiento, con lo que las costas procesales tendrán que correr a cargo de todos los ciudadanos, motivo por el que Tur calificaba a los populares de “indecentes” afirmando que “se han valido de una institución para denunciar unos hechos que no se han atrevido a denunciar como partido”.

Subir