27 de febrero de 2020 27/2/20

Inmigración destina 97 millones de euros contra la crisis alimentaria mundial

  • Se prevé que el 75% del total de la ayuda se destine a los países más necesitados

  • La Generalitat centra cuatro ejes de actuación de la cooperación valenciana

La Conselleria de Inmigración y Ciudadanía destinará durante este año más de 97 millones de euros para que junto a  ONGD, universidades valencianas, sindicatos, asociaciones de inmigrantes, organizaciones empresariales y otros organismos institucionales impulsen proyectos de cooperación internacional y, sobre todo, erradique la grave crisis alimentaria mundial que afecta en especial a los países estructuralmente empobrecidos. Así lo recoge el Plan de Anual de Cooperación Valenciana para el Desarrollo 2009 aprobado por el Consell.

La Generalitat, con la finalidad de continuar reforzando el impacto y la concentración geográfica de la ayuda, destinará el 75% de los fondos a programas de cooperación internacional para el desarrollo en los países prioritarios considerado por el Plan y el 14% a aquellos clasificados por Naciones Unidas como los países menos adelantados. Los Países prioritarios de América Central y Caribe son El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana; Sudamérica: Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú; África Subsahariana: Angola, Benin, Burkina-Faso, Etiopía, Kenia, Mozambique, Uganda y Ruanda; Magreb y Oriente Medio: Argelia, Marruecos, la población saharaui y los territorios palestinos y Asia: la India.

En cuanto al contenido, el Plan destaca cuatro puntos de trabajo que guiarán la cooperación valenciana. En primer lugar, la Comunitat contribuirá a  la reducción de la pobreza apoyando estrategias que tengan por objeto el desarrollo humano sostenible y la mejora de las condiciones de vida de los pueblos. De este modo, la Generalitat considerará especialmente los proyectos orientados a garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria, para reducir la grave crisis alimentaria.

El segundo punto consiste en la protección y el respeto a los Derechos Humanos, el fortalecimiento de las estructuras democráticas, la gobernabilidad y la gestión descentralizada así como el fortalecimiento de la sociedad civil y la participación ciudadana. Por lo tanto, las acciones que se inicien deberán favorecer la resolución de los problemas que inciden en la desigualdad y la discriminación. En este sentido, se prestará especial atención a: la protección de los derechos de la infancia; la promoción de los derechos de los pueblos indígenas, el cumplimiento de la protección de los derechos de las personas con discapacidad y de las personas refugiadas y desplazadas, entre otras.

Además, el Conseller Blasco ha explicado que “se dará un impulso a la igualdad de género priorizando las acciones que generen cambios en las relaciones entre mujeres y hombres”. Para conseguir este objetivo se realizarán  proyectos que identifiquen las necesidades estratégicas de las mujeres para disminuir la brecha y la desigualdad en el marco de los derechos y del poder político. Por último, se fomentará la sostenibilidad ambientalapoyando de forma prioritaria los programas y proyectos que contemplen la planificación y la gestión medioambiental, así como el uso racional y sostenible de los recursos naturales.

Contenidos
Según destaca el conseller Blasco, “El Plan de Cooperación es el principal instrumento de planificación de la cooperación valenciana para contribuir al desarrollo humano sostenible en los países estructuralmente empobrecidos para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, potenciar la participación social valenciana, y especialmente de la población inmigrante”.

Entre otras medidas, el documento establece las previsiones normativas, el marco estratégico de la cooperación valenciana, sus objetivos y prioridades, sus modalidades e instrumentos, la presencia y colaboración de todos los agentes sociales implicados y el marco general presupuestario.

Subir