18 de septiembre de 2020 18/9/20

Igualdad crea un grupo de excelencia para favorecer las buenas prácticas en los centros de día

    La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha puesto en marcha un nuevo sistema de evaluación y financiación de los centros de día para personas menores de edad en riesgo de exclusión social, que incluye la creación de un grupo de excelencia que trabajará los diferentes equipos de estos centros para lograr una mejora de sus criterios de calidad.

    Así, lo ha explicado la directora general de Infancia y Adolescencia, Rosa Molero, quien ha precisado que este nuevo modelo ha ido acompañado de un cambio en el sistema de financiación de los centros, por el que se ha incrementado el dinero para los centros que eran subvencionados y aquellos con los que se tenía un concierto, y que por lo general percibían una cantidad superior, a pesar de que ambos realizaban funciones similares.

    Molero ha afirmado que el Govern del Botánic tiene entre sus prioridades "el gobernar para las personas, lo que pasa por la construcción de un sistema para el cumplimiento efectivo de los derechos sociales, poniéndolos siempre bajo la lógica del bienestar colectivo", lo que ha llevado a esta Conselleria a hacer de la calidad una máxima que debe prevalecer sobre cuestiones económicas.

    Con este objetivo, la Dirección General de Infancia ha pasado a los centros unos criterios de calidad que han servido para evaluar el funcionamiento de los centros y la constitución de un grupo de centros de referencia que asumirá el papel de "formador de formadores que marcarán el camino que deben seguir el resto de instituciones para mejorar su modelo de atención".

    "En la evaluación de la situación se ha visto que no todos los centros de día funcionan igual, y que hay algunos que tienen programas muy potentes", ha afirmado Molero, quien ha señalado que lo que se pretende es "generar un compromiso en aquellos que mejor lo hacen para que los indicadores de calidad también se desarrollen en otros equipos que no están en la misma línea".

    La directora general ha explicado que también se ha aprovechado este cambio de modelo para equilibrar el sistema de financiación de los centros, terminando con la diferenciación que existía entre los centros subvencionados y los que funcionaban con conciertos, y igualándolos con los criterios de calidad, que a su juicio deben ser determinantes a la hora de destinar fondos a los centros.

    Así, se ha aprobado una orden que establece criterios objetivos para el otorgamiento de estas subvenciones, entre los que se encuentran la valoración de cláusulas sociales, como el hecho de que la entidad cuente con un plan de igualdad de hombres y mujeres y por la contratación, temporal o indefinida, de jóvenes que hubieran estado en situación de riesgo o desamparo durante su minoría de edad.

    De igual modo, se ha evaluado la adecuación de las actividades a la tipología del centro y la calidad del proyecto de actuación presentado, valorando cuestiones metodológicas del proceso de intervención y del contenido del proyecto psicosocioeducativo planteado, como la existencia de proyectos de carácter innovador o aquellos que vayan dirigidos a colectivos específicos de menores con mayor riesgo.

    La evaluación se ha pasado a los 32 centros sustentados con fondos públicos que forman parte de la red de la Generalitat, y que ofrecen 553 plazas, y de los cuáles todos han superado la puntuación del 55 por ciento, y en 19 casos se han situado por encima del 60 por ciento, alcanzando el 91 por ciento en tres centros.

    La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros para la financiación de estos centros.

    Los centros de día de apoyo convivencial y educativo para menores son centros de atención diurna que realizan una labor preventiva, proporcionando a niños y adolescentes, así como a sus familias, una serie de servicios de apoyo socioeducativo y familiar a través de actividades de ocio, cultura, ocupacionales y rehabilitadoras, potenciando su desarrollo personal e integración social con el objeto de favorecer su proceso de normalización y autonomía personal.

    Por otra parte, los centros de día de inserción sociolaboral para menores son centros de atención diurna que realizan una labor preventiva de inserción sociolaboral y educativa para adolescentes en situación de riesgo, proporcionando una serie de servicios de apoyo social, educativo y familiar a través de actividades formativas, ocupacionales, rehabilitadoras, de ocio y cultura, potenciando su desarrollo personal e integración social, así como la adquisición de las habilidades sociolaborales necesarias para su inserción social y laboral.

    Subir