20 de octubre de 2020 20/10/20

Recomendaciones de disfraces seguros

Recomendaciones de disfraces seguros - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Recomendaciones de disfraces seguros - (foto 2)

    Con la llegada del Carnaval, los disfraces se convierten en el principal protagonista del juego, no sólo entre niños, sino también para los adultos. El juego con disfraces tiene además, múltiples beneficios para el desarrollo de los más pequeños ya que a través de este tipo de juegos los niños aprenden a ponerse en la posición de otro, desarrollan su imaginación, el pensamiento abstracto, la socialización y la atención.

    Disfrazarse, un juego para niños y adultos

    Durante esta época del año no sólo los niños disfrutan de los disfraces, los adultos también vuelven a jugar gracias a este tipo de juego. "Los disfraces nos permiten convertirnos en aquellos que queremos ser, ponernos en su posición y desarrollar nuestra imaginación y creatividad inventando situaciones y tratando de imitar al personaje que representamos".

    Además, jugando con disfraces fomentamos la interacción y cooperación con otros, introduciendo en el juego normas sociales y fomentando la empatía.

    Así, el juego con disfraces se convierte también en una de las formas de jugar más recomendadas entre padres e hijos. De esta forma toda la familia puede crear un nuevo universo en el que adquirir nuevos roles diferentes a los tradicionales. La imaginación como telón de fondo, nos permite conocer un poquito mejor a nuestros hijos y estrechar lazos a través del juego. Por ello, desde la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, recomendamos este tipo de juego a lo largo de todo el año, no sólo en Carnaval.

    Carnaval, un 40% de las ventas anuales de las empresas jugueteras de disfraces

    Para las empresas especializadas en la fabricación de disfraces, Carnaval supone alrededor del 40% de sus ventas anuales. No obstante hay otros momentos durante el año en que los disfraces se demandan con mayor asiduidad como la celebración de Halloween o las despedidas de soltero durante el verano.

    Como apunta José A. Galvañ, responsable de márketing de la empresa “Nines d'Onil” especializada en disfraces, “Carnaval es una de nuestras principales campañas y donde alcanzamos el grueso de ventas. También incrementamos nuestras ventas en Halloween, Navidad y en verano, ya que las despedidas de soltero demandan disfraces para adultos”.

    Los disfraces más demandados

    Las tendencias en disfraces experimentan una gran variación de un año a otro. Los protagonistas de las series y películas del momento favoritas por los niños suelen convertirse en el disfraz estrella de carnaval para los niños de entre 4 y 7 años de edad. Las licencias más exitosas en juguetes, suelen estar relacionadas con los disfraces más demandados.

    En cuanto a los más pequeños, los bebes de entre 0 y 1 año y medio, los disfraces más buscados son aquellos que se adapten a sus necesidades y permiten mantenerlos calientes en estas fechas. Como apunta Galvañ “los saquitos-disfraz son los que nos piden los papás que quieren participar con sus hijos en esta fiesta tan popular, sobre todo si los días son muy fríos”.

    Los disfraces para adultos, por su parte, son escogidos en función de si permiten la partición en pareja o grupo. De esta forma aquellos disfraces que representan a un grupo son los preferidos por el público adulto.

    Disfraces seguros

    Para que el juego con disfraces sea seguro cabe tener en cuenta que como otros juguetes, los disfraces dirigidos a niños de entre 1 y 14 años, deben cumplir con unos requisitos de seguridad necesarios para garantizar que el juego no entrañe ningún riesgo para el niño.

    Las recomendaciones a tener en cuenta para elegir el disfraz son:

    - Es muy importante que el disfraz lleve el marcado CE, con el que el fabricante declara la conformidad con la legislación aplicable, como la no inflamabilidad de los tejidos o la composición química de los cosméticos.

    - Se debe comprobar que no hay cordones que puedan hacer lazo cerca del cuello o cabeza, y que las máscaras que cubran completamente la cabeza tengan un área de ventilación suficientemente grande para evitar cualquier riesgo de asfixia.

    - El etiquetado de los cosméticos debe incluir la descripción de los componentes, fecha de caducidad y datos de contacto del responsable del producto.

    - Aquellos disfraces que simulan equipos de protección (cascos, gafas…) deben advertir de que el producto no ofrece protección real.

    A pesar de que los disfraces para adultos, es decir, para mayores de 14 años, no tienen la consideración de juguetes, en España deben cumplir con las especificaciones en materia de requisitos físicos, mecánicos, de inflamabilidad y de elementos químicos descritos por las normas EN 71-1, EN 71-2 y EN 71-3.

    Subir