3 de marzo de 2021 3/3/21

La hostelería valenciana cierra sus bares pero inunda las calles de protestas

Manifestación histórica de la hostelería en el primer día de cierre del sector en la Comunitat Valenciana
Manifestación histórica de la hostelería en el primer día de cierre del sector en la Comunitat Valenciana
  • Caceroladas frente a la Generalitat para exigir las ayudas prometidas o la mitad del sector podría desaparecer

MÁS FOTOS
La hostelería valenciana cierra sus bares pero inunda las calles de protestas - (foto 2)
La hostelería valenciana cierra sus bares pero inunda las calles de protestas - (foto 3)
La hostelería valenciana cierra sus bares pero inunda las calles de protestas - (foto 4)
La hostelería valenciana cierra sus bares pero inunda las calles de protestas - (foto 5)

“El lunes nos anuncian ayudas y el martes nos cierran definitivamente, si realmente estamos en una situación tan preocupante lo que debemos hacer es cerrar todas las actividades no esenciales para acabar lo antes posible porque sino en quince días estaremos igual”. Es la reflexión que lanza Jesús Ortega, portavoz Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana, en declaraciones a elperiodic.com tras una manifestación multitudinaria de la hostelería valenciana en el primer día de cierre total.

Cientos de empresarios han salido a las calles en Valencia, Castellón y Alicante para manifestarse ante una medida “arbitraria” y “dictaminada a traición” para contener a pandemia: “Solo la hostelería y el ocio representan el 7% del PIB en la Comunitat Valenciana, estamos hablando de 12.000 millones de los cuales aportamos 4.000 millones en impuestos. No puede ser que estemos pagando al sector todo esto y ahora no se nos ayude”, lamenta Ortega quien prevé que este verano el sector estará roto: “No habrá una industria preparada ni podremos trabajar porque estaremos arruinados, cerrados o sin ganas de nada. No es inteligente y no creo que ayude a la economía del país”.

Porque los gastos fijos siguen estando y los impuestos también. De hecho hoy han tenido que abonar el pago del último trimestre de IRPF correspondiente a 2020: “¡Ya no sabemos como pagar!”.

Elperiodic.com ha preguntado a varios empresarios, hosteleros y camareros que se encontraban en esta manifestación frente a las puertas de la Generalitat y todos coinciden en que se encuentran en la peor situación posible: “Estamos perdiendo hasta 20.000 euros al mes y eso es muchísimo dinero durante tanto tiempo, estamos tirando de patrimonio pero no creo que el 90% de la hostelería pueda soportar esta situación”, nos explica Amor, propietaria del conocido restaurante El Camerino en Ruzafa.

La Generalitat concreta las nuevas ayudas

La manifestación ha tenido lugar frente a las puertas de la Generalitat en Valencia minutos antes de que el president de la Generalitat, Ximo Puig, anunciara la línea de ayudas Paréntesis, destinada a autónomos y microempresas de los sectores más afectados por las restricciones necesarias, como el hostelero.

Esta línea de ayudas, que será aprobada en el Pleno del Consell de este viernes a través de un decreto Ley, constituye una de las primeras medidas en ponerse en marcha dentro del Plan Resistir, explican fuentes de la Generalitat. El Plan Resistir finalmente estará dotado con un total de 380 millones de euros para "minimizar los daños en los sectores más vulnerables a unas restricciones adoptadas por el bien de todos”.

Los hosteleros, mas allá de anuncios y promesas, piden ayudas directas y con carácter retroactivo: “Las ayudas tendrían que ser como mínimo para asumir los gastos fijos y además eliminarnos los impuestos. Con eso podríamos aguantar más o menos hasta que vuelva a haber trabajo”, concluye Jesús Ortega.

Subir