30 de septiembre de 2020 30/9/20

Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía

Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía - (foto 2)
    Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía - (foto 3)
    Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía - (foto 4)
    Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía - (foto 5)
    Eva Sanchis promete su cargo y se pone al servicio de la ciudadanía - (foto 6)

    La nueva alcaldesa de Godella, Eva Pilar Sanchis i Bargues, recogió la vara de mando –un símbolo con escasa tradición en la localidad y menos en los gobiernos de izquierdas– y la ofreció a la ciudadanía que llenó el salón de actos de Villa Teresita para asistir a su investidura. Lo hizo elevándola por encima de la cabeza en posición horizontal. «La vara podría exhibirse como un arma disuasoria en manos de la autoridad, que no es mi intención; o tomarla con las dos manos y ofrecerla en posición horizontal al pueblo como simple gesto simbólico de acatamiento a la voluntad de la ciudadanía. Yo tengo, una idea más a añadir y es que de aquí hacia abajo todos somos iguales ante la ley, y que por encima de la ley no hay nadie», comentó la primera alcaldesa de Bloc-Compromís de la historia. Sanchis accedió al cargo gracias a los votos a favor de la coalición de gobierno y en virtud del pacto suscrito al principio de la legislatura por el que los dos primeros años gobernó Salvador Soler –PSPSV-PSOE–; el tercero, Josep Manel San Fèlix –EU– y éste último, lo hará la concejala de Personal y Educación. José María Musoles –Partido Popular– fue el único candidato de otra formación que concurrió a la elección pero los 8 votos de sus compañeros de partido no le permitieron alcanzar la Alcaldía.

    Precisamente, Musoles fue al primero al que la alcaldesa ofreció el turno de palabra pero lo rechazó. El silencio del portavoz de los populares contrastó con las duras palabras que le había dedicado a San Fèlix en la anterior toma de posesión, de quien dijo que no era un alcalde legítimo. El mismo argumento utilizó para justificar su actitud. «No tengo nada que decirle pues para mí no representa nada, no tiene legitimidad para representarnos», señaló Musoles fuera ya del pleno. El resto de portavoces sí felicitó a la nueva alcaldesa. «Tus predecesores y tú éramos, somos y seremos los legítimos alcaldes aunque haya quien no quiera reconocer que nueve son más que ocho», comentó el portavoz de Esquerra Unida. «Asistimos a un acto de normalidad democrática que pretende impedir el PP –aseguró el compañero de partido de Sanchis, Francesc Aràndiga y ahora portavor de Compromís–; nosotros trabajamos por regenerar la democracia y eso significa luchar contra la corrupción, contra los recortes sociales, contra los retrocesos en derechos…». Finalmente, Salvador Soler dio la enhorabuena a la nueva alcaldesa y lanzó un mensaje de confianza en la ciudadanía: «La población de este pueblo está formada, es inteligente y consciente sus actos y de los nuestros y por eso, el año que viene volverá a elegir un gobierno de progreso independientemente de lo que hagan fuera de aquí».

    Eva Sanchis, cerró los parlamentos con un discurso en el que delimitó sus intenciones de gobierno: «Defenderemos los intereses de la gente de Godella ante cualquier amenaza y continuaremos apostando para mejorar los servicios públicos que prestamos, para defender el trabajo público y para garantizar las competencias que los ayuntamientos prestamos». Pero también confesó sus sacrificios y compromisos personales: «Mi paso por la política será temporal; y después, volveré a mi vida profesional; mientras tanto, os ruego que tengáis paciencia a las personas que tendréis que sufrir el día a día de la carga que hoy asumo, porque a este cargo público le añado otros cargos que son para toda la vida como ser mujer, esposa, madre, hija y amiga que estos, sí que son de plena dedicación, y para siempre jamás».

    Subir