12 de abril de 2021 12/4/21

Felcan pide ayuda, necesita casas de acogida

Felcan pide ayuda, necesita casas de acogida - (foto 1)
  • En un año la situación ha empeorado

La Asociación Protectora Felina y Canina, FELCAN, ha llegado a un punto de inflexión crítico y pide ayuda. La protectora aunque se puso en funcionamiento hace pocos meses, tras la desaparición de la Asociación Protectora de Animales de Godella asumió los animales que se quedaban en la calle debido al cierre del refugio y las posibles devoluciones de los animales adoptados en esa protectora. Aunque por contrato la asociación no esta obligada a recoger al animal devuelto éticamente no puede mirar hacia otro lado y en estos meses de andadura ha tenido que hacer frente a alrededor de media docena de devoluciones.

Acoger de nuevo a un animal que ya fue adoptado, careciendo de refugio es muy complicado económicamente hablando, además del trastorno que provoca al perro o gato que de nuevo está a la espera de una segunda oportunidad. Por ese motivo FELCAN hace una llamada a la solidaridad.

Los motivos por los que un animal es devuelto son variados y en el 95% de los casos se deben a problemas personales, de salud, económicos... del humano y el tanto por cien restante se debe a problemas de comportamiento o adaptación del animal. La asociación recuerda que al adoptar un animal se adquiere un compromiso que comprende hasta la muerte de este y que el animal que llega a casa se le ha de considerar como uno más de la familia, por ello la devolución ha de ser la última opción que se tome. “El propietario que devuelve al animal no abona nada y es la protectora quien debe hacer frente a todos los gastos y hoy por hoy es muy complicado” comentan desde FELCAN.

Uno de los últimos casos más recientes es la devolución de la perrita LUA. Sus anteriores dueños tras una separación sentimental decidieron devolverla y la pequeña ahora lucha por encontrar una nueva familia de acogida o alguien que la quiera adoptar. Está esterilizada, pesa 8kg, es juguetona, cariñosa y sociable con otros animales y con las personas. Lua tiene 10 años, su estado de salud es muy bueno y su vitalidad sorprendente, pero todo y eso Lua es un caso preocupante ya que no entiende porque no está con sus dueños y ha dejado de comer. “Es un caso que nos quita el sueño, es perfecta para vivir en un piso por su pequeño tamaño, pero su inestabilidad y negativa a comer nos preocupa” informan desde FELCAN.

Ser casa de acogida consiste en acoger al animal por un tiempo determinado y los gastos de alimentación, aseo, medicación... que pueda necesitar el perro o gato los cubre la protectora. El animal acogido gana en calidad de vida y obtiene lo necesario como es una rutina en paseos y cuidados. FELCAN cuenta con 9 casas de acogida, el resto de animales viven en residencias caninas.

La asociación no cesa en la labor de difusión de los canes y felinos que están a la espera de ser adoptados pero el número de adopciones ha descendido de forma significativamente. Por eso invitan a toda aquella persona que desee tener un animal de compañía opte por la vía de la adopción y no la compra ya que con un gesto como la adopción ofrece una nueva vida a aquel animal que en su día fue injustamente abandonado.

Facebook y la web www.felcan.org son algunas de las vías de las que dispone la protectora para dar a conocer su situación e invita a quien lo desee a ayudar como casa de acogida, adoptante, padrino, colaborador y/o voluntario.

Subir