24 de febrero de 2020 24/2/20

La ‘Escoleta d’Estiu’ de Godella incorpora a 29 jóvenes al mercado laboral

La ‘Escoleta d’Estiu’ de Godella incorpora a 29 jóvenes al mercado laboral - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La ‘Escoleta d’Estiu’ de Godella incorpora a 29 jóvenes al mercado laboral - (foto 2)
    La ‘Escoleta d’Estiu’ de Godella incorpora a 29 jóvenes al mercado laboral - (foto 3)
    La ‘Escoleta d’Estiu’ de Godella incorpora a 29 jóvenes al mercado laboral - (foto 4)
    Godella es uno de los municipios con menor índice de paro de toda la Comunitat pero el equipo de Gobierno trabaja buscando las fórmulas para actuar sobre los sectores con mayores dificultades objetivas de acceder al mercado laboral (jóvenes, parados de larga duración y mujeres). Desde que, hace 4 años, se apostó por formar a los monitores que se responsabilizarían de ‘les escoletes’ (de verano, de navidad y de pascua), el crecimiento del servicio ha sido constante. Este año ya han sido 29 los monitores que se han incorporado a la ‘Escoleta d’Estiu’. “Estamos convencidos de que la formación es la mejor manera de luchar contra el desempleo –señaló la concejala de Personal, Eva Sanchis-, y gracias a esa apuesta, ahora podemos presumir de tener un servicio del que se encargan 29 jóvenes que son, precisamente uno de esos sectores que más acusa la ausencia de oportunidades laborales”.

    Las cerca de 330 plazas que cada año se ofertan en la ‘escoleta d’estiu’ se cubren, en su práctica totalidad, con niños de Godella. “Es una prueba de que se puede ofrecer un servicio 100% municipal y dotarlo de una calidad y exigencia máximas -indicó el concejal de Juventud, Josep Manel San Félix-, el grado de satisfacción que nos están demostrando los padres difícilmente sería superable y su fidelidad a este equipo de monitores, año tras año, es la mejor demostración de ello”. Desde las 8 de la mañana y hasta las 17 horas, se ofrecen actividades de todo tipo, adaptadas a las edades de cada grupo, excursiones al Jardín Botánico, a la Albufera, cursos de natación, ping pong, juegos de agua y, por supuesto, orientación educativa donde los pequeños y jóvenes de entre 3 y 12 años de la escoleta aprovechan para hacer los deberes del verano.

    Este año, la Escoleta, además, arrancó en el mes de junio para dar servicio los días que ya no cubría el calendario escolar. “Una de nuestras prioridades es la conciliación laboral y familiar –explicó la concejala de Bienestar Social e Igualdad, Rosa Barat-, y con ese fin se adelantó la puesta en marcha de la escoleta d’estiu, el mismo fin por el que implantamos las escoletas de navidad y pascua y cuya importancia viene definida en el Plan de Igualdad que aprobamos en el Pleno hace algunos meses”. Barat destacó asimismo la calidad del servicio de comedor “que aporta esa dosis de tranquilidad que todos los padres quieren también en la alimentación de sus hijos”.

     

    Subir