8 de marzo de 2021 8/3/21

El Gobierno confirma que descarta pedir a la banca el retorno de los 62.473 millones de euros del rescate, como ha hecho Portugal

El Gobierno confirma que descarta pedir a la banca el retorno de los 62.473 millones de euros del rescate, como ha hecho Portugal - (foto 1)
  • Mulet afirma que una cosa es aplaudir la respuesta de la banca ante la COVID-19 y otra no mostrar el más mínimo interés en recuperar lo prestado

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, preguntó al Gobierno por escrito, ¿Cómo va a recuperar el Gobierno, de manera urgente el dinero del rescate bancario de 2012 dinero para destinarlo a la crisis social generada por la COVID-19”

Mulet, en la exposición motivos de la pregunta, exponía que “A fecha de hoy no existe ningún plan para recuperar los 62.754 millones de euros de dinero público destinado desde 2012 para “rescatar” a la banca en España.

Justamente ahora, en plena crisis del coronavirus, con buena parte de la población afectada por ERTE, autónomos sin ingresos, familias con emergencias económicas (comedores escolares cerrados, incremento del consumo energético), es el momento de exigir que se retorne ese dinero a su propietario, que son los ciudadanos y ciudadanas del Estado, los cuales han pagado sus impuestos.

En una anterior respuesta del Gobierno, cuando desde Compromís se le pidió los datos de esta deuda, simplemente se expusieron los números, pero sin ningún compromiso para recuperar el dinero. Según el Gobierno “si se suman las aportaciones de capital netas, Esquemas de Protección de Activos (EPA) y otras garantías, la estimación provisional de los recursos netos destinados al apoyo del sistema financiero se sitúa en 41.150 millones de euros por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y 21.604 millones de euros por parte del sector bancario, a través del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGD)”.”No obstante, el cálculo definitivo de estas aportaciones netas no podrá realizarse hasta la liquidación final de todos los activos”, señaló el Ejecutivo

El Gobierno no respondió a dos de las preguntas que realicé: ¿”Qué cantidad ha recuperado”¿, y ¿”qué medidas piensa adoptar para conseguir el pleno retorno del dinero invertido?¿. Por ello la formación se preguntó si “esto significa que no van a adoptar ninguna medida para conseguir el retorno del dinero público invertido”.

Estos datos chocan con la realidad, puesto que entre 2012 y 2017, los Estados de Gastos e Ingresos Consolidados de Aebanca, la patronal del sector, cifran los beneficios en 62.473 millones, suficientes en pagar parte de la “deuda”, si se aplica el concepto de deuda a lo aportado por las arcas públicas, y no regalo, ahora urge un plan para recuperar todo este dinero, y no condonar ni un céntimos Imaginamos que en un sistema político donde el sistema bancario ha condonado deudas a PP y PSOE, éstos piensan actuar del mismo modo, pero con el dinero de todos. Esto a un sistema bancario español que continua desahuciando a miles de personas al año, que no perdona un retraso en el pago de una mensualidad en una hipoteca, o que directamente ha invertido el dinero del rescate en hacer negocio con la venta de armas, tanto el Gobierno como el FROB deberían valorar si son lícitos y socialmente responsables algunos negocios que, con dinero público, se están sosteniendo en bancos intervenidos, como son la financiación de la fabricación y venta de armas. A esto hay que sumar la emergencia económica a causa del coronavirus.

El Gobierno ha contestado:

En relación con el asunto interesado, se señala que la expansión del COVID-19 en España ha generado una situación excepcional, ante la cual el Gobierno se ha comprometido a actuar con la máxima decisión, adoptando todas las medidas que sean necesarias para proteger a las familias, los trabajadores y los autónomos, particularmente los más vulnerables, así como para preservar el tejido empresarial y económico y el empleo.

En este contexto económico generado por la pandemia, el sector bancario está destinado jugar un papel relevante, ya que la provisión de liquidez y crédito a la economía real, en particular a pymes y autónomos, será fundamental para minimizar los efectos económicos negativos derivados de esta crisis sanitaria.
El buen funcionamiento del canal crediticio, favorecido además por actuaciones públicas como la línea de avales creada por el gobierno español o la política monetaria impulsada por el Banco Central Europeo (BCE), es la mejor contribución que puede realizar el sector bancario a la economía española para superar la crisis del coronavirus.

Recientemente, la Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra para Asuntos Económicos y Transformación Digital declaró en el Pleno del Senado del 21 de abril de 2020 que: “Las entidades financieras tienen un papel fundamental que jugar, canalizando los recursos hacia el funcionamiento de la economía y son muchas las iniciativas que están poniendo sobre la mesa. En todo caso, nosotros no nos confiamos, hemos puesto un montón de salvaguardas y estamos vigilando que, verdaderamente, los recursos públicos y el aval público se canalizan hacia el buen funcionamiento de la economía”.

Para Mulet “nadie niega el papel que está jugando ahora la banca, pero de nuevo Portugal no lleva la delantera, donde viviendo la misma realidad que nosotros, el presidente del país vecino sí ha pedido formalmente a la banca que retornen aquello que puedan del rescate bancario. Esperemos que si por lo menos ahora no van a pedir este dinero, no lo condonen. Si el ingreso o renta vital para la gente con más necesidades se calcula puede suponer 5
000 millones de euros, eso se podría financiar con una mínima parte del pago de la deuda bancaria al Estado, eso o cualquier medida social y sanitaria que tocará abordar ya. Para el Gobierno, se ve, emular a Portugal, y pedir a la banca intente retornar parte de lo prestado”

Subir