5 de diciembre de 2020 5/12/20

La Generalitat licita el control de las conducciones de vertido al mar en el litoral

La Generalitat licita el control de las conducciones de vertido al mar en el litoral - (foto 1)
  • El objetivo es asegurar el correcto funcionamiento de los 23 emisarios submarinos de la Comunitat

  • La Entitat de Sanejament d’Aigües destina más de 5 millones de euros a la prestación de este servicio

  • La empresa contratista realizará controles del efluente, de las aguas receptoras y de los sedimentos

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ha licitado, a través de la Entitat de Sanejament d’Aigües (EPSAR), el servicio de control del funcionamiento de las conducciones de vertido al mar en el litoral de la Comunitat Valenciana. El contrato vigente concluye el próximo mes de junio, por lo que debe garantizarse la continuidad del servicio.

El presupuesto total destinado por la EPSAR, como entidad adjudicadora, a la prestación de este servicio asciende a 5.430.000 euros. La duración del contrato será de cuatro años prorrogables y su duración no puede exceder de ocho.

La vigilancia y el control de las conducciones de vertido al mar en el litoral es necesaria para asegurar el buen funcionamiento estructural de las instalaciones y preservar el medio ambiente.

En la Comunitat Valenciana existen en la actualidad 23 conducciones de vertido submarinas en servicio. La empresa contratista debe ejecutar un programa de vigilancia estructural de estas instalaciones y del medio marino, plan que contempla el control del efluente, el control de las aguas receptoras y el control de sedimentos y organismos.

Dentro del plan de vigilancia estructural se desarrollan inspecciones submarinas en todo el trazado del emisario, la filmación en vídeo del mismo, fotografías de los posibles defectos o roturas que puedan hallarse y la elaboración de un informe sobre la inspección efectuada.

La vigilancia ambiental contempla tanto la toma de muestras del efluente del emisario como en el medio receptor. La frecuencia de muestreo, el tipo y el número de parámetros a analizar depende de la naturaleza y la importancia del vertido, para lo cual los emisarios se clasifican en tres categorías: los que sirven a núcleos urbanos con menos de 10.000 habitantes, entre 10.000 y 50.000 y mayores de 50.000 habitantes.

Para los controles del medio marino receptor se tienen en cuenta las condiciones oceanográficas y meteorológicas de la zona en el momento en el que se toma la muestra. Entre otros parámetros, se tienen en cuenta el viento, el oleaje, la salinidad, la temperatura o el oxígeno disuelto en agua en un punto cercano a la salida del efluente.

Asimismo, se establece un plan general de control de sedimentos y organismos para todos los emisarios submarinos del litoral de la Comunitat Valenciana, cuyo objetivo es determinar la zona de influencia directa del vertido a través de la identificación de las acumulaciones de sólidos sedimentados y sus condiciones físico-químicas.

Subir