18 de febrero de 2020 18/2/20

La Generalitat celebra la primera prueba de España adaptada a discapacitados intelectuales para acceder a la función pública

  • 316 personas se han presentado hoy al examen para ingresar como subalterno del Consell

  • Sánchez de León: “Hemos dado un salto cualitativo en la integración de estas personas”

  • Para las 15 plazas ofertadas, optan 198 discapacitados de Valencia, 70 de Alicante y 48 de Castellón

La consellera de Justicia y Administraciones Públicas, Paula Sánchez de León, se ha mostrado hoy “muy orgullosa” de que la Comunitat haya sido “la primera de las comunidades autónomas en incluir dentro de su Oferta Pública de Empleo (OPE) plazas reservadas a personas con discapacidad intelectual, y la primera en hacerlo a través de procesos selectivos dirigidos específicamente a este colectivo, a través de un proceso diferenciado”.

Sánchez de León ha hecho especial hincapié en que con esta oposición “la Generalitat ha dado un salto cualitativo en la integración de estas personas, es una oposición pensada por y para ellos, e impulsar medidas como este supone una gran satisfacción”, ha destacado.

La consellera se refería así al hecho de que esta mañana se hayan celebrado en las tres capitales de provincia el examen para optar a alguno de los 15 puestos de subalterno, exclusivamente para discapacitados intelectuales, que ha ofertado el Consell. En concreto, de las 348 solicitudes presentadas, finalmente han realizado el ejercicio 316 personas, de las cuales 198 lo han hecho en Valencia, 70 en Alicante y 48 en Castellón.

Sánchez de León ha destacado que la Comunitat “apostó hace años por la integración de personas con discapacidad intelectual, pero con esta no sólo hablamos ya de una reserva de plazas, sino que además es una oposición especialmente pensada y diseñada para este colectivo”.

Minusvalía leve o moderada
En concreto, el examen de hoy consistía en contestar por escrito a un cuestionario de preguntas con dos respuestas alternativas, de las que sólo una de ellas era la correcta.

Para garantizar al máximo posible la igualdad entre todos los aspirantes, el tribunal de selección configuró dos tipos de examen distintos, atendiendo al grado de discapacidad. El cuestionario estaba compuesto de 30 preguntas para los discapacitados intelectuales límites o leves y de 20 preguntas si se trataba de una discapacidad intelectual moderada, sin penalización para las contestaciones erróneas.

Las preguntas versaban sobre la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana, cultura general y cuestiones psicotécnicas.

La segunda parte del ejercicio ha consistido en el desarrollo por escrito de un tema sobre situaciones cotidianas, en un tiempo mínimo de 15 minutos y máximo de 45.

En la confección del contenido de estas pruebas han colaborado el Centro de Valoración y Orientación al Discapacitado, la Defensora del Discapacitado y varias entidades representantes de personas con discapacidad de la Comunitat Valenciana.

Subir