4 de diciembre de 2020 4/12/20

La Generalitat atiende a cerca de 6.000 menores con medidas de protección y de reeducación

  • Radiografía de los menores en situación de guarda o tutela en la Comunitat

La Conselleria de Justicia y Bienestar Social, a través de la Dirección General del Menor, destinará casi 100 millones de euros en 2012 para desarrollar políticas de atención integral al colectivo de los menores en situación de desprotección, ya sea mediante medidas de protección o a través de programas de reinserción social. En estos momentos son cerca de 6.000 los menores atendidos por la Generalitat, la mayoría de ellos acogidos en familias o en centros de protección y el tercio restante son menores infractores cumpliendo medidas en medio abierto o en centros de reeducación.

El secretario autonómico de Justicia, Antonio Gastaldi, explica que “es voluntad del Consell asumir unas políticas de atención integral al menor, con una sola dirección general que agrupa todas las competencias”

De esta manera, la radiografía actual refleja que, en estos momentos, hay 4.102 menores con medidas de protección a cargo de la Conselleria de Justicia y Bienestar Social: 1.427 en la provincia de Alicante, 2.199 en la provincia de Valencia y 476 en Castellón. Otros 1.843 cumplen medidas en medio abierto o siguen un programa de reinserción en los centros de reeducación. “Son casi 5.950 chicos y chicas en toda la Comunitat”, explica el secretario autonómico.

En situación de guarda o tutela
Antonio Gastaldi explica que de los más de 4.000 menores con medidas de protección, 1.257 están en situación de guarda –es decir, que los padres han otorgado voluntariamente la guarda a la Conselleria manteniendo la patria potestad- y 2.845 están en situación de tutela –situación que se produce cuando se declara el desamparo del menor y queda por tanto en suspenso la patria potestad-.

Respecto de su situación, 1.255 se encuentran en acogimiento residencial en centros de protección y 2.847 están en acogimiento familiar, de los cuales 2.281 están en familia extensa (familiares directos del menor, ya sean abuelos, tíos, primos), 445 están con familias educadoras y 121 se encuentran en situación de acogimiento preadoptivo.

Gastaldi subraya que el acogimiento familiar de menores es una medida de protección de la Generalitat con el objetivo de otorgar el cuidado de un menor a una persona o núcleo familiar que asume las obligaciones de velar por él, tenerlo en su compañía, alimentarlo, educarle y proporcionarle una formación integral. Se trata de favorecer que los menores en situación de vulnerabilidad puedan crecer y desarrollarse en un ambiente familiar.

“Es nuestra voluntad potenciar las medidas de acogimiento familiar antes que derivar a los menores a los centros residenciales, ya que el consideramos prioritario no desvincular a los menores de su entorno familiar”, explica el secretario autonómico.

De hecho, desde la Conselleria de Justicia y Bienestar Social siempre se ha insistido en que lo deseable para estos menores en situación de desprotección es que sean acogidos por familiares cercanos o personas allegadas, aunque no siempre es conveniente o no se puede llevar a cabo. Por ello, es necesario poder contar con familias decididas a acogerlos, a compartir su hogar, su vida cotidiana y su tiempo libre con ellos.

En estos momentos la Comunitat cuenta con 575 familias educadoras (34 en Castellón, 345 en Valencia y 196 en la provincia de Alicante).

Por lo que respecta al acogimiento residencial, se trata de una medida adoptada por la Generalitat gracias a la cual el menor recibe alojamiento, manutención, educación y atención integral. En estos momentos son 92 los centros de protección existentes en toda la Comunitat, con un total de 1.267 plazas disponibles (208 en Castellón, 579 en Valencia y 480 en Alicante). Acogen a menores con medidas administrativas de protección y tienen carácter temporal.

Menores extranjeros
En relación a los menores extranjeros, en estos momentos hay un total de 576 con medidas de protección en la Comunitat, de los cuales 461 están en situación de tutela y 115 en situación de guarda. La mayoría ellos son menores extranjeros acompañados (384) y el resto son No-acompañados (192), lo cual se traduce en que llegaron solos hasta la Comunitat.

Tras la asunción de todas las competencias en materia de menores por parte de la citada Dirección General del Menor, a los chavales con medidas de protección cabe añadir los casi 2.000 chicos y chicas que han cometido algún tipo de delito o falta y, o bien están cumpliendo medidas en medio abierto (1.450), o cubren alguna de las casi 400 plazas disponlibles en los ocho centros de reeducación de la Generalitat.

“Es también una prioridad para el Consell potenciar la reinserción social de estos menores y que se reintegren lo antes posible en su entorno familiar o social, con programas y medidas que les ayuden a dejar a un lado la senda que les llevó a cometer algún tipo de infracción”, señala Antonio Gastaldi.

El secretario autonómico elogia en este sentido la labor que realizan los educadores desde los centros de reeducación, en aras de lograr la completa reinserción de los menores, que asisten a talleres prelaborales y cursos de formación que los preparan “para un futuro mejor, alejado de la delincuencia”.

Subir