27 de septiembre de 2020 27/9/20

La Generalitat alcanza el 132% de cumplimiento del Plan de Vivienda en el área de ayudas a la vivienda usada

  • Medio Ambiente y Vivienda ha superado los objetivos marcados en esta área para el programa 2009

  • Más de 850 ciudadanos tienen garantizada una ayuda para facilitar la compra de vivienda existente, frente al objetivo fijado de 650 subvenciones

  • Para la Generalitat los objetivos marcados por el Ministerio son insuficientes y perjudican la salida del stock de viviendas

La Generalitat, a través de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, ya ha alcanzado un grado de cumplimiento del actual Plan de Vivienda 2009-2012 del 132% en el área de ayudas para facilitar a los ciudadanos la compra de una vivienda ya existente en el mercado. Con 859 familias que ya tienen garantizada una ayuda para la vivienda usada, el Gobierno Valenciano ha rebasado el objetivo marcado por el Ministerio de Vivienda para el primer programa del Plan que era de 650 familias a beneficiar con este tipo de subvención.

La directora general de Vivienda y Proyectos Urbanos, Mª Jesús Rodríguez, ha manifestado que “a pesar de que este elevado cumplimiento es una buena noticia, el objetivo fijado por el Ministerio para esta línea de ayudas, con tan sólo 3.000 viviendas usadas a financiar en los cuatro años del Plan, no responde a las necesidades de los ciudadanos de nuestra autonomía, tal y como le hemos transmitido al Gobierno Central en diversas ocasiones”.

“La escasa dotación de ayudas en esta área, unida a la excesiva rigidez del propio Plan que impide el traspaso de objetivos entre diferentes líneas de actuación, no sólo afecta a las familias que necesitan de este tipo subvención para acceder a la vivienda, sino que también está perjudicando la tan necesaria salida del stock de viviendas en nuestra Comunitat”, ha asegurado la Directora.

En sentido, Rodríguez ha explicado que “las medidas adoptadas en la normativa del Plan tanto estatal como autonómica posibilitan que parte de ese stock se reconvierta en actuaciones protegidas mediante su calificación como vivienda protegida de nueva construcción, o bien se reconduzca hacia la vivienda usada mediante ayudas a adquirientes. Los objetivos asignados para esta última modalidad resultan del todo insuficientes, como ya ha quedado reflejado en estos primeros datos del Plan”.

Recorte del número de ayudas
Asimismo, la Directora General de Vivienda ha recordado que “el programa de ayudas para facilitar la adquisición de viviendas ya existentes en el mercado ha experimentado un elevado descenso de objetivos respecto a lo acordado en el Plan de Vivienda anterior, y, de hecho, es la única línea en la que el Ministerio ha reducido los objetivos marcados a la Comunitat Valenciana, y esto pese a haber superado siempre las expectativas”.

Si en el Plan 2005-2008, el objetivo fijado fue de 8.000 viviendas usadas a financiar, el plan vigente hasta 2012 se queda en tan sólo 3.000 viviendas de segunda mano, es decir, 5.000 familias menos que no podrían acceder a este tipo de subvenciones para acceder a una vivienda. Esto representa un descenso del 62% de los objetivos marcados entre el plan anterior y el nuevo.

Además, esta reducción se agrava todavía más si se tiene en cuenta que en el plan anterior la buena gestión de la Generalitat permitió superar los objetivos iniciales y se reconocieron ayudas por la adquisición de vivienda usada a 10.000 familias. Así, en este programa de ayudas el Gobierno Valenciano consiguió un porcentaje de cumplimiento del 124%.

Por todo ello, la Directora ha reiterado que “es necesario eliminar la excesiva fragmentación y rigidez del actual Plan, ya que establece objetivos muy concretos y encorsetados para cada línea de ayudas e impide su transferencia entre ejes distintos en función de las solicitudes que se registren en cada área” y ha reivindicado que “un cambio de modelo del Plan de Vivienda que permita a nuestra autonomía disponer de los fondos en materia de vivienda, tal y como nos corresponde por tener la competencia exclusiva en este ámbito, para poder gestionar los recursos con libertad y administrarlos según las necesidades reales de los ciudadanos de la Comunitat”.

Subir