11 de abril de 2021 11/4/21

La Generalitat aboga por definir una posición europea común en materia hídrica

  • En el curso de verano Jornadas sobre el Régimen Jurídico de las Aguas Continentales

El secretario autonómico de Relaciones con el Estado y con la Unión Europea, Rafael Ripoll, ha abogado hoy por “definir y establecer una posición europea común en materia hídrica que permita paliar los problemas de estrés hídrico que sufren muchas regiones europeas”.

Así, ha manifestado que “desde el Consell siempre hemos defendido una planificación hidrológica coherente en las distintas regiones de la Unión Europea”.

En este sentido, ha explicado que la Unión Europea establece una serie de medidas de gestión y protección de los recursos hídricos pero es necesario un consenso real entre todas las regiones que contemple soluciones de suministro de agua como por ejemplo, los trasvases.

“La Unión Europea recoge en la Directiva Marco del Agua la importancia de fomentar el uso sostenible del agua y proteger el medio acuático; es un plan muy ambicioso que ya está dando sus frutos pero sigue siendo necesario manifestar un compromiso formal, por parte de todas las regiones europeas, a los trasvases de cuencas excedentarias a cuencas deficitarias”, ha valorado.

Con respecto a este éxito alcanzado gracias a las acciones emprendidas por la Unión Europea, el secretario autonómico ha recordado que en los últimos 15 años el índice de explotación del agua disminuyó en 21 países europeos como resultado de la puesta en marcha de medidas de ahorro y eficiencia hídrica. Con ello el consumo total de agua se redujo en un 10%.

Ripoll ha realizado estas declaraciones durante su ponencia La Política europea del Agua, que se enmarca dentro del curso de verano Jornadas sobre el Régimen Jurídico de las Aguas Continentales, organizado por la Universidad Católica en Santander.

El secretario autonómico ha considerado que el gran reto del siglo XXI en la Unión Europea consiste llegar a “combinar distintas actuaciones para paliar definitivamente las situaciones de insuficiencia hídrica que afectan a numerosas regiones de Europa”.

Al respecto, ha incidido en que la población aumenta, y el consumo hídrico también, pero la cantidad de agua disponible en el mundo permanece prácticamente constante. “Las cifras hablan por sí solas: desde 1900, la población mundial se ha duplicado; sin embargo, el consumo de agua dulce se ha multiplicado por seis”, ha concluido.

Subir