26 de noviembre de 2020 26/11/20

García Antón: “No vamos a consentir que dos desaladoras sustituyan al Tajo-Segura y al Júcar-Vinalopó”

  • El conseller de Medio Ambiente y Agua define como “negra y nefasta” la política hidráulica del gobierno socialista

  • Afirma que mientras en Cataluña se convierte el secano en regadío en nuestra Comunitat se transforma el regadío en secano

El conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, ha asegurado hoy que el Gobierno Valenciano “no va a consentir que la desaladora de Torrevieja sustituya al trasvase Tajo-Segura y la de Mutxamel al Júcar-Vinalopó, como pretende hacer el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero”.

García Antón ha exigido al gobierno central el mismo trato en materia de política hídrica para todas las comunidades autónomas, ya que “el Ministerio no trata por igual a todos los españoles y discrimina de forma importante a los ciudadanos de la Comunitat Valenciana”.

En este sentido, ha recordado que hace apenas unos días se inauguró en la provincia de Lleida una obra en la que el gobierno socialista ha invertido 1.600 millones de euros para convertir 70.000 hectáreas de secano en regadío. Actuaciones similares se han hecho en Aragón, Navarra y La Rioja, con un resultado de 300.000 hectáreas de regadío, donde antes había cultivos de secano.

Mientras en Cataluña se convierte el secano en regadío en la Comunitat Valenciana se transforma el regadío en secano, lo que demuestra la falta de sentido de la planificación hidráulica que desarrolla el gobierno español”, ha continuado el conseller.

En opinión de José Ramón García Antón, “en Cataluña se recuperan los trasvases y se inauguran obras faraónicas y es absolutamente discriminatorio porque a los valencianos se nos niega el agua para beber y regar y la poca que tenemos nos la quieren quitar y sustituirla por agua de desalación que los regantes no podrán pagar debido a su elevado coste”.

“Política hidráulica negra y nefasta”
El titular valenciano de Medio Ambiente y Agua ha pedido al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que acabe “con la política negra y nefasta que está practicando desde hace unos años y recupere la planificación, el consenso y el sentido común que deben primar cuando se trata de un recurso básico para el desarrollo económico y social de una región como es el agua”.

Para García Antón, “el agua no puede ser moneda de cambio para conseguir un puñado de votos o apoyos políticos”. Por este motivo, ha solicitado al Ministerio que mantenga el trasvase Tajo-Segura y que haga viable y transparente el trasvase Júcar-Vinalopó, aclarando los muchos puntos oscuros que aún existen e informando a los usuarios sobre cómo se va a repartir el agua.

Asimismo, García Antón ha pedido que se recupere el trasvase del Ebro, derogado en 2004 de forma injusta y recuperado el pasado año sólo en Cataluña, en una nueva muestra de la discriminación a la que se somete a la Comunitat Valenciana en materia hídrica.

Subir