29 de febrero de 2020 29/2/20

García Antón pide al Gobierno una vuelta a la racionalidad en la política hidráulica

  • El conseller de Medio Ambiente y Agua se ha reunido con los responsables del Ministerio en la Comisión Permanente del Consejo Nacional del Agua

  • En el encuentro se ha debatido la separación de las cuencas del Vinalopó y l’Alacantí

  • El conseller asegura que ha notado un cambio en la actitud del Ministerio y lo ha encontrado más receptivo a las consideraciones del Consell

El conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, ha pedido hoy al Ministerio de Medio Ambiente “una vuelta a la gestión racional del agua y a una política que permita una planificación  coherente del territorio y de sus recursos hídricos”.

Así se lo ha hecho saber en la reunión de la Comisión Permanente del Consejo Nacional del Agua, celebrada hoy en Madrid, en la que se ha debatido el Informe del borrador del Real Decreto que fija el ámbito territorial de las demarcaciones hidrográficas, y a la que ha asistido el García Antón.

El conseller de Medio Ambiente y Agua ha asegurado que ha notado un cambio en la actitud del Ministerio y lo ha encontrado más receptivo a las opiniones del Consell mostradas en dicho encuentro. “Ha sido una reunión interesante y el nuevo equipo del Ministerio ha estado receptivo a las propuestas que hemos realizado desde la Comunitat Valenciana”, ha señalado García Antón.

Hemos acordado –ha continuado el conseller- darnos un mes más para seguir aportando documentación, además de las alegaciones que ya hemos realizado a la separación de la gestión de las cuencas del Vinalopó y L’Alacantí que prevé el Gobierno, sobre la gran red de conexiones, pozos, canales, depuradoras y modernización de regadíos que comparten estas dos zonas”.

Según García Antón, en estos momentos se está haciendo una reflexión muy importante con todos los usuarios, regantes e industriales, ecologistas y administraciones, para volver a la política hidráulica de 2001, “que es, sin duda, la mejor que se ha hecho en este país”.

“El Ministerio ha tenido en cuenta toda esa información y creo que vamos a conseguir, de una manera clara, que L’Alacantí, Las Marinas y todo el territorio valenciano continúe dentro de la demarcación del Júcar-Vinalopó, y sus cuencas internas estén garantizadas, tal y como se estableció en el gran pacto del agua de la del Plan de la Cuenca del Júcar, en 1997”, ha asegurado García Antón..

El conseller de Medio Ambiente ha recordado que en aquel acuerdo todas las administraciones y usuarios implicados en la cuenca votaron por unanimidad tanto el Júcar-Vinalopó, como el trasvase de agua a los pozos sobre explotados de La Mancha oriental.

“Sin embargo, el Gobierno de Castilla La Mancha, así como el anterior equipo ministerial, han pretendido romper el pacto, aunque ahora parece que hay solución y estamos volviendo a la racionalidad en la gestión hidráulica”, ha concluido García Antón.

 

 

Subir