29 de febrero de 2020 29/2/20

García Antón: “No compartimos que en la nueva Demarcación del Júcar se separe el Vinalopó de L’Alacantí”

  • El conseller asegura que El Cènia forme parte de la demarcación del Ebro es lo más lógico por ser la cuenca intercomunitaria más próxima

  • García Antón critica la propuesta de composición del Consejo del Agua de las Demarcaciones Intercomunitarias ya que agravia a la Comunitat Valenciana

El conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, ha participado, esta mañana, en el Consejo Nacional del Agua que se ha celebrado en Madrid y en el que se ha debatido el borrador del Real Decreto que fija el ámbito territorial de las demarcaciones hidrográficas tanto la Demarcación Hidrográfica del Júcar como la del Segura.

A la finalización de la reunión el conseller García Antón ha asegurado que la Generalitat no está de acuerdo con el contenido de este Real Decreto especialmente en lo que hace referencia a la demarcación hidrográfica del Júcar. “No compartimos, ha asegurado el conseller, que se separe el Vinalopó de L’Alacantí”.

Según ha explicado el conseller, “La demarcación de la cuenca quedaría delimitada desde Castellón/Benicassim hasta la zona de Gandia y después toda la parte del Vinalopó y quedaría fuera de esa cuenca Las Marinas, L’Alacantí, y la parte de Castellón de la zona de Vinaróz; por su parte el río Cènia pasaría a formar parte del Ebro”.

“Resulta muy preocupante, ha asegurado el conseller de Medio Ambiente, la falta de planificación global y la escasa visión que se tiene; una forma conjunta de ver la problemática del Agua”. “No se pueden separar L’Alacantí y el Vinalopó cuando son dos subsistemas que desde hace más de 100 años están viviendo conjuntamente la problemática del agua, compartiendo los acuíferos, las instalaciones, los sistemas de depuración, de reutilización que se pueden utilizar indistintamente en una zona u otra”, ha continuado.

"Todo ello resulta todavía más preocupante, porque la delimitación de la Demarcación del Júcar es consecuencia de la respuesta del Supremo sobre un recurso de Castilla La Mancha que declaró inconstitucional el Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar en unos puntos determinados”, ha continuado José Ramón García Antón.

“Creemos que el Gobierno debería darse cuenta de esta situación, abordar el problema de una manera seria y darle la cobertura jurídica y legal para que la Cuenca permanezca tal y como está en este punto ya que se ha demostrado con los años lo bien que ha funcionado y que está perfectamente interrelacionada".

“La delimitación de las demarcaciones, ha insistido el conseller García Antón, debe ser mucho más coordinada. Así creemos que L’Alacantí y el Vinalopó deben estar juntos por cuestiones hidrogeológicas, por cuestiones hidrológicas, ecológicas, de gestión y de funcionamiento. Más de 80 años no se pueden separar de la noche a la mañana”

Modificación de la Ley del Plan Hidrológico Nacional

Además con esta nueva delimitación, nos podríamos encontrar con numerosos problemas en la Comunitat. Así, por ejemplo la conducción que va desde L’Alacantí a L’Amadorio carecería de cobertura jurídica para poder funcionar. Una infraestructura que puede solventar la problemática del agua muchos veranos si se producen sequías importante no se podría utilizar.

“Para poder usarse haría falta un acuerdo de Consejo de Ministros, si no se hace una modificación de la Ley del plan Hidrológico Nacional que nosotros pedimos”, ha asegurado el conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda.

El Cènia se uniría a la Confederación del Ebro

Otro de los aspectos que contempla el nuevo Real Decreto es el cambio del Río Cènia que pasa de la Demarcación del Júcar a la Demarcación del Ebro. Según ha asegurado el conseller es una decisión con la que la Generalitat está de acuerdo, “conforme se configura la de Demarcación del Júcar, no cabe otra solución”.

“El Cènia debería estar en la cuenca del Ebro porque es la más próxima, por lo que se cumpliría la directiva europea y además, ha señalado García Antón, la Comunitat Valenciana contará con más superficie en la cuenca del Ebro”.

Crítica a la nueva composición de los Consejos de Demarcaciones Intercomunitarias

Otro de los aspectos que ha suscitado las críticas a este borrador ha sido la composición de los Consejos de Agua de las Demarcaciones Hidrográficos Intercomunitarias. García Antón ha calificado este reparto como inadmisible ya que no se han tenido en cuenta los antecedentes jurídicos y se aplican criterios arbitrarios.

La cuenca del Júcar es la única que en la composición de estos consejos el territorio tiene un peso del 80% mientras que la población cuenta sólo con el 20%. Otras cuencas, están al 50-50, o al 60-40 y en ellas se da un peso a la población mucho mayor y así debería ser ya que de esta manera no resulta para nada equitativo.

 

 

La Comunitat representa casi el 90% de la población y ocupa más del 43% de su territorio por lo que debería disponer de la mayoría absoluta en la representación de las juntas de gobierno y del Consejo de Agua de la Cuenca en esta propuesta de Real Decreto no sucede así. Por lo esta propuesta lesiona gravemente, a juicio del conseller, los legítimos intereses y derechos de la Comunitat Valenciana.

Subir