4 de diciembre de 2020 4/12/20

La Unidad de Digestivo de Gandia incorpora una técnica que diagnostica enfermedades de páncreas y vía biliar

  • La técnica empezó a practicarse a principios de 2009 y se ha implantado definitivamente en el segundo semestre del año

  • Se denomina CPRE y combina una parte endoscópica y otra de rayos X

El Servicio de Medicina Interna del Hospital de Gandia, a través de la Unidad de Digestivo, ha incorporado una nueva técnica para diagnosticar las enfermedades relacionadas con el páncreas, conductos biliares e hígado. Se trata de una exploración que combina la endoscopia con los rayos X.

La exploración se realiza con un endoscopio que tiene como principal característica que la visión se realiza de forma lateral y no frontal, tal y como ocurre en las gastroscopias y colonoscopias. La exploración además cuenta con la aplicación de rayos X (radiografías) para observar el contraste que previamente se habrá aplicado para estudiar los conductos biliares y pancreáticos.

Para realizar la exploración se introduce por la boca un endoscopio que servirá para inspeccionar el estómago y duodeno (la parte del intestino delgado más cercana al estómago). En el duodeno se introducirá un catéter para rellenar con contraste los conductos biliares que se observarán posteriormente con los rayos X.

Se permite de este modo determinar la anatomía de las vías biliares y detectar deformidades, presencia de cálculos, tumores o estrecheces. Se trata del mejor método para diagnosticar este tipo de patologías. Es una técnica que además permite obtener muestras de tejidos (biopsias) para conocer la naturaleza benigna o maligna de las lesiones halladas.

Hasta el momento, la Unidad de Digestivo del centro Francesc de Borja ya ha realizado esta nueva técnica a más de 100 pacientes.

Subir