29 de enero de 2020 29/1/20

Ser respetuoso con el medio ambiente es rentable económicamente

Ser respetuoso con el medio ambiente es rentable económicamente - (foto 1)
  • • Sonia Vico, licenciada en Ciencias Ambientales y técnica del centro tecnológico AINIA, ha ofrecido la conferencia ‘La economía circular en la industria’, en la jornada ‘Hablemos del medio ambiente: la gestión en la industria’

MÁS FOTOS
Ser respetuoso con el medio ambiente es rentable económicamente - (foto 2)
Ser respetuoso con el medio ambiente es rentable económicamente - (foto 3)
Ser respetuoso con el medio ambiente es rentable económicamente - (foto 4)

‘Ser respetuoso con el medio ambiente es rentable para la industria, porque permite ahorrar costes gracias a la optimización de procesos e implementación de tecnologías innovadoras’, afirma Sonia Vico, titulada en Ciencias Ambientales del Campus de Gandia de la UPV y técnica de desarrollo de negocio del centro tecnológico AINIA. Esta tesis la ha desarrollado en su ponencia ‘La economía circular en industria’ que ha servido de arranque a la jornada ‘Hablemos del medio ambiente: la gestión en la industria’, que ha tenido lugar hoy 26 de junio en el Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV).

La jornada ha sido inaugurada por Jesús Alba, director del Campus de Gandia de la UPV y por Carmen Fuster, regidora del Ayuntamiento de Gandia. Alba ha destacado la asistencia de profesionales de toda la Comunidad Valenciana a estas jornadas, organizadas por el Grado en Ciencias Ambientales del Campus de Gandia de la UPV, el mejor de España según el U-ranking, elaborado por la Fundación BBVA y el IVIE. Por su parte, Fuster ha destacado el compromiso del Ayuntamiento con la protección del medio ambiente y con la sensibilización de las personas más jóvenes a través de la educación.

En las jornadas han participado representantes de industrias como Dulcesol, Asfatos Chova, Citrosol o Betelgeux, que han mostrado ejemplos de gestión ambiental en los que gana la empresa y la sociedad: la sustitución del combustible gasoil por otros menos contaminantes y la reutilización de residuos, en el caso de Dulcesol; la construcción de una granja de placas solares que genera el 81% de las necesidades energéticas en Betelgeux; la valorización de material reciclado para la elaboración de  aislantes, en el caso de Asfaltos Chova o el sistema Citrosol vertido cero en el tratamiento de cítricos con fungicidas, en el caso de Citrosol. Ramón Soler, presidente del Círculo de Economía de la Safor, ha asistido a la jornada y ha expresado que desde las empresas de la Safor existe una preocupación creciente por la sostenibilidad ambiental.

En su ponencia, la ambientóloga y experta de AINIA, Sonia Vico ha desgranado más ejemplos reales de prácticas que lleva a cabo la industria para ahorrar energía, reutilizar y regenerar agua, revalorizar residuos y subproductos a través de diferentes tecnologías, como biorefinerías, bioprocesos y tecnologías de extracción-purificación para la extracción de compuestos como vitaminas, antioxidantes que se utilizan en sectores de farmacia o cosmética. La ambientóloga ha afirmado que desde AINIA ofrecen a las empresas servicios de I+D+i y tecnologías que ayudan a ahorrar, a aumentar beneficios y también a satisfacer a los clientes finales, cada vez más preocupados por el medio ambiente.  

En la jornada han intervenido profesionales con formación en ambientales e ingeniería forestal en la UPV, que ocupan puestos de responsabilidad e industrias, administraciones o como gerentes de sus propias empresas, como Manuel Alcalde Sánchez, presidente de la Confederación Hidrográfica del Xúquer; José Andrés Sanchis, consultor ambiental en EPYMA; Alicia Estruch, técnica de medio ambiente de la UPV; Ferran Dalmau, director de Medi XXI GSA; Nuria Felis, técnica de medio ambiente del Ayuntamiento de Gandia o Iván Herrero, investigador del Campus de Gandia.  Todos ellos han destacado la necesidad creciente de profesionales, tanto en las industrias como en las administraciones, por la mayor exigencia en este ámbito, desde la legislación europea a la local. Según Nuria Felis, desde 2014, la ley antes llamada de ‘actividades calificadas’, ahora se denomina ‘de Prevención, Calidad y Control Ambiental’, lo que implica que la ley que regula la licencia de las industrias pasa a tener un requisito ambiental mucho más exigente’.

Idoia Martínez, ambientóloga y coordinadora técnica del Colegio Profesional de Ciencias Ambientales de la Comunidad Valenciana, ha sido otra de las ponentes de la jornada y ha coincidido con el resto de asistentes en que la sociedad está cada vez está más preocupada y más informada de las repercusiones ambientales de la industria. Seguridad alimentaria, eficiencia energética, contaminación atmosférica por partículas, acústica, residuos, vertidos… son algunos de los aspectos que gestionan los y las profesionales de ciencias ambientales. ‘Los ambientólogos trabajan como jefes de planta, en departamentos de calidad y medio ambiente… también como responsables de trazabilidad. Según Idoia Martínez, el ambientólogo no es un enemigo de la industria: ‘nuestro deber es hacer sostenibles todos los sistemas productivos, conociendo y haciendo cumplir la ley y también conociendo la tecnología y sistemas para que la actividad humana sea cada vez menos perjudicial para el medio ambiente’.

Startups del sector ambiental

En las jornadas han participado tres grupos de jóvenes, formados en la UPV y en otras universidades valencianas, con startups en funcionamiento en el sector ambiental: como Yased, un proyecto para la disolución y reutilización de poliestireno, que reduce el proceso de 8 horas a 40 minutos y sin usar temperatura; Kenzo Solutions, empresa de electrónica y sensorización industrial, que ha generado entre otros un sistema para la detección de riesgo de legionella en dispositivos, con activación automática de purgado y tratamiento en caso de destección o Becubica, startup dedicada a la creación de espacios tecnológicos, autosuficientes y de bajo impacto ambiental promovidos por la energía solar y los materiales reciclados.

Subir