24 de noviembre de 2020 24/11/20

El peor mes de junio en Gandia eleva el paro femenino hasta las 4.700 mujeres paradas

El peor mes de junio en Gandia eleva el paro femenino hasta las 4.700 mujeres paradas - (foto 1)
  • La cifra de paro juvenil alcanza prácticamente el doble respecto al año anterior, registrando 4.100 jóvenes parados ante los 2.500 de 2019

Los pasados meses de mayo y de junio han colocado a Gandia como el primer municipio de la provincia de València en porcentaje de paro entre su población. Con más de 8.000 personas sin trabajo, la tasa de parados asciende hasta el 22,58% en la capital de la Safor, lo que le hace liderar el ranking de localidades que más paro acumulan, seguida por Torrent y Sagunto.

Dentro de la cifra total de personas demandantes de empleo, 4.100 son jóvenes. El paro juvenil y las mujeres desempleadas alcanzan cotas jamás registradas anteriormente, ya que estas últimas suman 4.700 mujeres sin trabajo. Estos dos grupos mayoritarios y más vulnerables entre los datos del paro en Gandia se encuentran en búsqueda activa de empleo para mejorar su situación, aunque las circunstancias en las que estamos sumidos en la actualidad la dificultan todavía más.

Todas las cifras y porcentajes se han visto gravemente afectados por las consecuencias que ha dejado tras de sí la pandemia del Coronavirus. La dificultad de las empresas para poder hacer frente a los sueldos de sus trabajadores mientras no podían levantar las persianas de sus negocios y los efectos secundarios posteriores, han obligado tanto a empleadores como a empleaos a prescindir de servicios con los que contaban antes de la pandemia. A pesar de los ERTE y de las diferentes ayudas del Gobierno Central y de los consistorios más pequeños, el paro crece a pasos agigantados y la población ve reducidos sus ingresos incluso hasta llegar a no recibirlos, como ha ocurrido en Gandia en el núcleo de varias familias que tan solo les ha quedado la posibilidad de acudir a Cáritas para poder seguir comiendo y pagando los recursos más básicos de sus hogares.

Los efectos sanitarios del COVID-19 han sido devastadores para la ciudadanía, pero las secuelas económicas que van viendo la luz conforme pasan los meses está sumiendo a la población en datos preocupantes, tal y como ocurre en Gandia con los más de 8.000 parados en la actualidad.

Subir