23 de enero de 2021 23/1/21

El ocio nocturno de Gandia se harta y señala a la alcaldesa Diana Morant por tenerlos “abandonados” tras 8 meses con sus negocios cerrados

El ocio nocturno de Gandia se harta y señala a la alcaldesa Diana Morant por tenerlos “abandonados” tras 8 meses con sus negocios cerrados - (foto 1)
  • El sector exige una reunión urgente con la primera edil, para la que no han recibido respuesta, para intentar salvar sus negocios o “el 90% de estas empresas desaparecerán”

El ocio nocturno de Gandia ha estallado de manera pública y ha alzado la voz para “denunciar la situación de total abandono” por parte del Ayuntamiento de Gandia tras llevar más de ocho meses con sus negocios cerrados, sin poder trabajar y teniendo que continuar pagando los impuestos.

A pesar de mantener varias reuniones “infructuosas” con los representantes políticos y miembros del gobierno local, la asociación ‘Gandia de noche’ se ha hartado y ha solicitado una reunión urgente con la alcaldesa Diana Morant, aunque “todavía no hemos recibido respuesta por su parte”, explican los afectados.

El ocio nocturno gandiense lanza un mensaje a los responsables del Ayuntamiento de la ciudad: “Nos entristece advertir que, si no se rectifica de inmediato esta pasividad por parte de la administración, cerca del 90% de las empresas de ocio nocturno gandiense están abocadas a la desaparición, con el drama social que esto supone para todas las familias que dependen del sector”.

El sector arrastra más de 240 días con sus negocios cerrados, con todo lo que ello supone, por lo que exigen “in extremis” a la alcaldesa de Gandia “acordar una solución que, llegados a este punto, al menos garantice la supervivencia del sector; necesitamos ayudas económicas directas e inmediatas, así como sentir que la administración local nos apoya y defiende nuestros intereses frente a instituciones de ámbito superior”.

Quieren recordar que “el ocio nocturno está formado por un tejido empresarial esencial tanto en el ámbito cultural de la ciudad como en el atractivo turístico de la misma”.

En estos momentos “tenemos prohibida nuestra actividad desde hace más de ocho meses, pero se nos sigue exigiendo soportar la misma carga fiscal; y que pese a la situación límite que soportamos desde marzo y que previsiblemente se va alargar considerablemente en el tiempo, ni hemos recibido ninguna ayuda económica, ni nos estamos sintiendo apoyados por parte del gobierno local”.

Subir