24 de febrero de 2020 24/2/20

La justicia reconoce que no se perdió ninguna factura de la empresa IPG

La justicia reconoce que no se perdió ninguna factura de la empresa IPG - (foto 1)
  • La resolución judicial desestima las peticiones de la denuncia presentada por el edil del PSOE Vicent Mascarell, y reconoce que estaban todas las facturas ya que “el fallo informático no afectó a las facturas originales"

La justicia da la razón al Gobierno de Gandía respecto a las facturas de la empresa pública IPG ante las denuncias del Grup municipal Socialista.

Según se indica en la resolución del Juzgado de lo contencioso-administrativo nº 8 de Valencia, “no se produjo la pérdida de las facturas originales, que fueron puestas a disposición del recurrente (el edil socialista Vicent Mascarell) para su examen”. Además, se acredita que “toda la contabilidad de la empresa correspondiente al ejercicio 2011 ha sido objeto de la Inspección por la Agencia Tributaria, sin que los inspectores de Hacienda opusieran objeción a la contabilidad facilitada por la empresa”. Es decir, como ha indicado en rueda de prensa el delegado de Asuntos de Alcaldia, Javier Reig, “la justicia nos da la razón y corrobora lo que ya decíamos cuando asegurábamos que estaban todas las facturas”.

Por lo que la Justicia desestima las pretensiones del socialista Vicent Mascarell, por una parte, y del propio José Manuel Orengo quien solicitaba en el juzgado acciones penales “por el presunto expolio de la empresa pública”. Algo que la Justicia acaba de desestimar ya que ha reconocido que el Gobierno ha cumplido en todo momento la demanda de acceso a las facturas por parte de los socialistas. Aunque éstos, como ha recordado Reig, no han aprovechado todo el tiempo indicado por el Juez ya que de la última semana estipulada por la Justicia, Mascarell sólo ha acudido 40 minutos para revisar las facturas de la empresa pública. La contabilidad de IPG ha sido objeto de inspección “sin objeción alguna”, como se indica en la resolución judicial.

“Que Mascarell reconozca su error, que pida perdón por haber hecho dudar de la gestión de IPG”, indica Reig, quien añade que, “además, la gran mayoría de las facturas que pedían correspondían a la gestión socialista, es decir, desde enero hasta junio de 2011. Algo que demuestra que Mascarell quería mantener este tema hasta las próximas elecciones, pero la Justicia les ha desmontado la estrategia”.

“Mascarell mentía cuando aseguraba que faltaban 68 facturas. Lo hemos dicho desde el principio y ahora la Justicia nos ha dado la razón”, señala Reig. Y es que, como señala la resolución judicial, “el fallo informático no afectó a las facturas originales que fueron objeto de investigación por la Agencia Tributaria (...) Adjuntando a su escrito las 68 facturas que echaba en falta el recurrente”.

Por lo tanto, la Justicia declara ejecutada la sentencia que exigia facilitar a los socialistas el acceso a las facturas de IPG y, además, considera que “no ha lugar a adoptar ninguna de las medidas penales” que solicitaban los socialistas. Ante esta resolución judicial, Reig pide al PSOE “que se dedique a hacer propuestas y a trabajar por Gandia”.

Por su parte, el alcalde, Arturo Torró, también considera que “el señor Mascarell debería pedir perdón por intentar engañar al juez y a la ciudadanía”, añadiendo que “la Justicia ha puesto luz a las difamaciones de José Manuel Orengo y a las mentiras de Mascarell, a quien el juez ha puesto en su sitio”. “Hasta aquí hemos llegado”, ha añadido Torró, al asegurar que “no van a tener más tiempo para ver facturas porque de toda una semana a su disposición, Mascarell sólo ha acudido tres cuartos de hora a revisar la documentación”.

Subir