19 de septiembre de 2020 19/9/20

El hospital de Gandia registra 103 embarazos con técnicas de reproducción asistida en 10 años

El hospital de Gandia registra 103 embarazos con técnicas de reproducción asistida en 10 años - (foto 1)

    El hospital Francesc de Borja de Gandia cumple 10 años desde que incluyera en su cartera de servicios técnicas de reproducción asistida. Durante este tiempo, el centro ha registrado 103 embarazos mediante estos procesos y, en concreto, con la técnica de inseminación artificial conyugal (IAC).

    El servicio de Ginecología y Obstetricia, y el de Laboratorio Clínico, valoran conjuntamente a las parejas que acuden con problemas de fertilidad. Una vez indicada  la inseminación, la mujer sigue un tratamiento hormonal y se controla la ovulación por ecografía.

    Cuando un óvulo alcanza el tamaño adecuado, se desencadena la ovulación con un medicamento y a las 36 horas el Laboratorio capacita el semen y, en la consulta, éste es introducido en el útero a través del cuello.

    Actualmente en el hospital de Gandia se realizan unos 100 ciclos de estimulación al año, con un máximo de tres ciclos por pareja. En el caso de que no se consiga el embarazo, se remite al hospital de referencia, el Clínico Universitario de Valencia.

    Las parejas que se tratan en el Francesc de Borja son aquellas con problemas de esterilidad durante más de un año con las trompas del útero permeables. Quedan fuera de este proceso las parejas con factor masculino severo, es decir, con menos de cinco millones de espermatozoides por mililitro.

    Los problemas relacionados con la fertilidad afectan a casi el 16% de la población en edad fértil. Además, tal como afirma el jefe de Laboratorio del hospital de Gandia, el doctor Julián Díaz, “genera un impacto psicológico importante para la pareja que requiere de la participación de profesionales sanitarios e infraestructuras adecuadas que acompañen todo el proceso para que se establezca, en ambos sentidos, una correcta confianza y comunicación que tenga como objetivo un embarazo que permita el nacimiento de un bebé sano”.

    Por ello, continúa,  “invertir en técnicas de reproducción asistida para mejorar las tasas de embarazo junto con la reducción de las perdidas fetales genera beneficios personales, sociales y mejora la eficiencia del sistema sanitario”.

    Atención personalizada

    “Además, tenemos el manejo de la pareja infértil requiere una atención sanitaria predictiva, personalizada y participativa, tanto del ciudadano como de la multitud de profesionales de diversas especialidades médicas que participamos en el proceso”, añade el jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital, el doctor Josep Vicent Carmona.

    La proximidad en la atención clínica de la pareja infértil dentro del departamento de salud de Gandia y su manejo individualizado, tanto del varón como de la mujer, mejora los resultados obtenidos, al permitirles tomar decisiones informadas, debido al asesoramiento continuo para guiar a la pareja  sobre las diversas opciones disponibles dentro de todo el conjunto de las técnicas de reproducción asistida (IAC, fecundación in vitro, donación de óvulos, etc..).

    De este modo, podrán realizar una elección informada sobre cómo desean proceder con el tratamiento de la infertilidad. Además, al minimizar la responsabilidad para la paciente, se evita la desazón, presión psíquica, sobrecarga física y psicológica de los tratamientos de fertilidad fallidos.

    Por otro lado, se proporcionan expectativas reales a las parejas sobre los tratamientos de fertilidad, lo que reduce las tasas de abandono y complicaciones ante fracasos previsibles.

    Del mismo modo, se evitan riesgos innecesarios para la paciente, ya que los tratamientos de fertilización pueden producir embarazos múltiples que conllevan un mayor riesgo para las madres y los recién nacidos.

    Por último, se reducen costes, debido a que los tratamientos de fertilidad y sus complicaciones son caros. Además, mejora la percepción del ciudadano de la atención sanitaria en el departamento de salud de Gandia, dado que han disminuido las demoras y se ha reducido la ansiedad de la pareja infértil.

    Subir